18 febrero 2016

MAGNESIO, DIETA PALEO Y ACEITE DE COCO




Me nace escribir sobre esto porque he comprobado sus beneficios. Primero viendo a mi padre que lo aplicó y tuvo éxito fue que entonces lo experimenté. Venga esto pues, para mejorar la salud física y mental.

El Magnesio es un mineral al que muchos no le han hecho justicia. Es un rey sin corona. Participa en casi 400 funciones celulares. Quizá porque es barata su producción no se le hace tanta fiesta. Y es sospechosa su falta de abastecimiento en muchas tiendas naturistas, a pesar de que cada vez más gente lo solicita, por ejemplo en la cadena internacional GNC.

Se promueve el calcio, el hierro, entre otros, sin embargo, al magnesio pocos le publicitan sus beneficios. Claro, esto está cambiando, aunque a nivel de boca en boca, también en el Internet , en medios extraoficiales, ya que aún son muchos los médicos que lo desdeñan o lo tachan de  exageración y charlatanería. 

No hay como experimentar sus beneficios para convencerse que, como dice el Dr. Ludwig Johnson, el magnesio no produce milagros, pero su deficiencia sí contribuye a muchas enfermedades.
El magnesio lo he conseguido de las siguientes formas:
-Óxido de magnesio: El cual vende la cadena internacional GNC, en tabletas de 250 mg, sin embargo, desde hace varios meses se encuentra agotado este producto y no hay fecha de cuándo lo volverán a vender. En forma de óxido esta es la versión de magnesio que recomienda más el Dr. Ludwig Johnson, por tener las menores contraindicaciones. Ver Blog de este Doctor: http://ludwigjohnson.blogspot.mx/
-Cloruro de magnesio: Según el Dr. Johnson, esta versión de magnesio se debe consumir solamente por temporadas, para evitar efectos secundarios contraproducentes. En Internet es la más famosa manera de magnesio y de la que se hablan maravillas, aunque también se advierte que consumir en exceso este compuesto, ver:  http://www.saludplena.com/index.php/contraindicaciones-del-cloruro-de-magnesio/
También existen las variantes líquida y cristalina del, cloruro de magnesio, las cuales se disuelven en agua para ingerirse, y para varias personas su sabor es amargo. Por último, hay médicos que recomiendan refrigerar el cloruro de magnesio, para evitar que se derrita si son pastillas o cápsulas que están en altas temperaturas.
-Gluconato de magnesio: El cual lo ofertan en tabletas de 200 mg. Lo he comprado en una tienda naturista. Más información aquí: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a601072-es.html
 
-Carbonato de magnesio: Este compuesto, en forma de terrón, lo he conseguido en la cadena de ‘Farmacias Guadalajara’. El producto trae indicado cuánto se debe consumir al día. Trae incluido tres cubos (para masticar) y un tubo con 13 tabletas de carbonato de magnesio para succionar sin masticar. El sabor es insaboro (no sabe a nada). Más información aquí: http://www.elcolagenoconmagnesio.com/carbonato-de-magnesio-usos-y-beneficios-para-el-cuerpo/

-Hidróxido de magnesio: Usado como laxante, es de más fácil localización y venta. Según he leído en varios sitios de Internet, para que un laxante no tenga efecto para una evacuación inoportuna hay que ingerirlo en poca cantidad y mientras degustamos una de las tres comidas del día. También conocido como leche de magnesia, en la cena de noche suele ser un buen momento para ingerir una cucharada, y y que esto contribuya a que cuando despiertes al siguiente día evacúes tranquilamente. Más información aquí:
-Sulfato de magnesio:  Es una sal conocida también como sal de Epsom o sal de Inglaterra, que se disuelve en agua, con sabor amargo. También usado como laxante. Más información aquí:


*Cantidad óptima de magnesio al día
El rango está entre 300mg y 500 mg, a partir de los 14 años de edad, siendo menor la cantidad a una edad menor, lo cierto es que hay que combinar un suplemento alimenticio de magnesio con alimentos naturales ricos en magnesio. Y si eres joven o adulto y te excedes un poco más de 500 mg no pasa nada grave, a menos que estés enfermo de lo que se tenga como contraindicación, ante cualquier duda consulta con un especialista. Otro ejemplo, según un médico de Colima hay que ingerir una tableta de cloruro de magnesio (de 700 mg) al día si la persona tiene menos de 50 años de edad, y 2 tabletas si rebasa esa edad. 

*Contraindicaciones para el consumo de magnesio
Hay una variedad de magnesio que venden en GNC y otras tiendas que se llama Calcio+Magnesio, la cual no es recomendable, ya que trae calcio en una proporción 2 a 1 con el magnesio (300 mg contra 150 mg), y no la recomienda el Dr. Ludwig Johnson porque esto obligaría a compensar/ingerir esa diferencia con otros productos o alimentos que tengan magnesio. Por lo que la proporción ideal es 1 a 1, o incluso más magnesio que calcio. De hecho una señora con diabetes se atrevió a ingerir una tableta de calcio+magnesio (300contra150) y se sintió muy mal al instante, con náuseas.
Más información aquí:

*Magnesio en alimentos
Esta información la encuentras en multitud de páginas web, buscando en el buscador Google. De manera personal, incorporo magnesio en el consumo de almendras, nueces, semillas de calabaza, de girasol, ajonjolí y linaza. Plantas muy verdes porque en su clorofila hay magnesio: espinaca, brócoli, lechuga, cilantro, apio. Chocolate amargo con moderación porque tiene azúcar, por eso lo ideal es el cacao artesanal (que no trae azúcar), sal de mar, agua mineral de manantial (no mineralizada artificialmente). También, aunque no están a mi alcance o frecuencia de consumo, el magnesio se encuentra en acelgas, avellanas, pistachos, algas, cacahuates, Jugos “verdes” mezcla de frutas verdes (con moderación, para evitar un bajón brusco de glucosa), nopal, etc.

En general, las versiones de magnesio más baratas son el sulfato, carbonato y el hidróxido. Las versiones de óxido, gluconato y cloruro también son relativamente baratas, aunque dependerá de la marca, porque hay algunas que son “cariñosas” (o sea, careras, pues).
 
DESCARGA DE LIBROS
*“El Magnesio”, libro completo de Ana Lajusticia:
*“Virtudes Curativas del Magnesio”, compilación de Ignacio Puig sobre estudios e investigaciones: 
*“El magnesio en el deporte”, extracto del libro de Ana Lajusticia:

*Carpeta con estos y más libros y archivos sobre MAGNESIO:



https://mega.nz/#!4ewgVSiR!acbVrCV026zzhLfYcucI5Yr0iAO3ofnObXWCyOCnaWI




 





DIETA PALEO

¿Qué es la dieta Paleo?
Explicado de forma simple, la dieta Paleo (abreviación de Paleolítica) imita los hábitos de alimentación de nuestros ancestros del Paleolítico, de ahí su nombre: dieta Paleo. Nuestros ancestros humanos eran cazadores y recolectores. La idea es consumir alimentos de la misma forma que lo hacían nuestros ancestros hace más de 10 mil años atrás, cuando comían sólo comidas naturales, como carne, pescado, verduras y frutas.

Para entender la Dieta Paleo hay que entender que sus voceros afirman que básicamente existen dos tipos de metabolismo: el paleolítico y el neolítico. Esto se basa en que desde la Era paleolítica (que es el periodo más largo de la existencia del ser humano, de hecho abarca un 99 % de la misma, y se extiende desde hace unos 2,85 millones de años -en África- hasta hace unos 12 000 años) el hombre tiene un metabolismo que se acostumbró al tipo de alimentación de esa era y que todavía muchas personas aún poseen. Y los que nacieron con un metabolismo Neolítico lograron adaptarse al estilo de comida de esta Era Neo (basada en la agricultura y en lo industrial). 

Lo interesante de esto es que los defensores de la Dieta Paleo mencionan que el hecho de recomendar para una óptima salud que quienes tienen metabolismo paleolítico (como la mayoría de los mexicanos, afirma el Dr. Ludwig Johnson) coman paleolítico, y que los que tengan metabolismo Neolítico coman neolítico y/o paleolítico. Y esta recomendación no es un capricho, sino que surge por las investigaciones que se han realizado y que cada vez más médicos se convencen que si una persona paleo come neo será más fácil que se enferme de diabetes, colon irritable, tiroidismos, alergias, etc.

 ¿Por qué deberíamos intentar emular la forma en que comían nuestros ancestros?
Los datos arqueológicos y antropológicos sugieren que nuestros ancestros (pre agricultura) no sufrían de ninguna de los problemas modernos de la cultura occidental incluyendo obesidad, cáncer, y enfermedades autoinmunes y cardiovasculares.

Beneficios de la dieta Paleo
Los siguientes son sólo algunos de los beneficios que reportan las personas que han adoptado el
estilo de vida Paleo:
- Normalmente el primer beneficio es sencillamente sentirse mejor. La mayoría de las personar reportan aumentos en sus niveles de energía.
- Claridad mental. Algunas personas indican que su capacidad para enfocarse aumenta. Esto también se traduce en menor ansiedad.
- Puesto que deja de consumir alimentos inflamatorios, como los granos y cereales, experimentará disminución en los dolores musculares y de articulaciones. Incluso después de una sesión de entrenamiento notará que siente menos dolor.
- Pérdida de peso. La naturaleza baja en carbohidratos de la dieta Paleo lo ayuda a perder peso. La dieta Paleo no sería tan popular si no presentara este beneficio.
- ¿Sufre de reflujo estomacal? Con la dieta Paleo olvídese de esta condición, o al menos mejórela significativamente.
- Su cuerpo se desinflamará.
- Dormirá mejor. Nada mejora tanto a su sistema inmune y mantiene a su cuerpo y mente en forma como una buena calidad de sueño. Muchas personas notan una calidad de sueño más consistente casi inmediatamente después de adoptar el estilo de vida Paleo.
- Mejora en su rendimiento atlético.
- Mejor salud en general.
A continuación revisaremos porqué la dieta americana estándar hace que las personas se enfermen y engorden y luego avanzaremos a los fundamentos de la dieta Paleo.

Las bases de la dieta Paleolítica
Aunque existen muchas variaciones en la dieta Paleo, los principios fundamentales se mantienen:
1. Las carnes, pescados, mariscos, huevos, verduras, frutas, y grasas son buenas y deseables en su dieta.
2. Se debe comer con moderación las frutas, tubérculos y frutos secos.
3. Evite los granos (trigo, maíz, arroz, etc.), las legumbres (maní, frijoles y soja), y los productos lácteos.
4. Beba principalmente agua.

Fuentes de Proteínas Paleo: Huevos, pescados, carne.
Fuentes de Proteínas NO Paleo: Leche de vaca, arroz integral, arroz blanco, soja, grano integral, trigo, cacahuates, frijoles, papa blanca.

Además de la dieta, el estilo de vida Paleo incorpora otros 4 hábitos clave:
1. Manténgase en movimiento (camine rápido, corra, haga labores).
2. Tome sol (suficiente para captar vitamina D, protegiéndose).
3. Duerma bien.
4. Reduzca el estrés (relájese con técnicas).

Suplementos alimenticios recomendados:
Multivitamínicos, omegas, magnesio, probióticos

COMIDAS PERMITIDAS
Vegetales: Puede comer todos los vegetales sin límites. La única excepción es evitar comer platas de la familia de las solanáceas si tiene alguna enfermedad autoinmune. Solanáceas son los
tomates, pimientos, berenjenas, patatas y tabaco. Y si por ahora su objetivo es perder peso, también despídase de las verduras de raíz.
Frutas: Puede comer tanta fruta como quiera. Sin embargo, si está intentando perder peso, limite su consumo de 1 a 4 unidades por día.
Grasas: Manteca, aceite de coco, aceite de nuez, aceite de avellana, aceite de macadmia, aceite de oliva virgen, etc. Todos son productos permitidos, aunque controle su ingesta ya que son densos en calorías.

CONSUMIR CON MODERACIÓN
- Café, chocolate, frutas deshidratadas, alcohol, té descafeinado, miel, planta Stevia (no confundir con el endulzante artificial), agua de coco.
- Jugos naturales de frutas y vegetales.

EVITAR CONSUMIR
Lácteos. El consumo de lácteos es una decisión que usted debe tomar por sí mismo en base a su tolerancia
física a estos productos. Sin embargo, al menos por la duración de este desafío evite todos los productos lácteos.
- Mantequilla, Yogurt, Queso, Helados, Leche, Crema, Etc.
Granos: Trigo, arroz, quínoa, cerveza de trigo, centeno, cebada, maíz. Además evite cualquier harina,
fideos, galletas dulces y saladas, papas fritas, cereales, panes, pasteles y otros alimentos derivados de los granos.
Legumbres: Frijoles negros y rojos, habas, lentejas, cacahuates, garbanzos.
Especias: Pimienta recién molida, Pimienta de blanca, Albahaca, Hoja de laurel, Mejorana, Cardamomo, Perejil, Chile en polvo, Clavo de olor, Romero, Canela molida, Tomillo, Curry en polvo, Semillas de hinojo.


13 PASOS PARA EL ESTILO DE VIDA PALEO
1. Duerma: 8 horas por noche es lo mejor. No cuenta dormir desde las 3am a la 1pm. Intente
acostarse a una hora decente. Mientras más activo o más estresante es su estilo de vida, más descanso necesita. Dormir ayuda con el estado de ánimo, estrés, desempeño y prevención de enfermedades. Oscurezca completamente su habitación para un sueño de mejor calidad.
2. Elimine el azúcar: El azúcar literalmente roba los nutrientes de su cuerpo, causa variaciones drásticas en los niveles de azúcar en la sangre y provoca colapsos de energía. Favorece la acumulación de grasa y la diabetes. Evite los jugos de frutas, azúcar procesada y endulzantes artificiales.
3. elimine granos y legumbres: Trigo, centeno, cebada, avena, maíz, arroz integral, quínoa, soja, cacahuetes, y todos los frijoles. La mayoría de los granos contienen gluten, que daña el revestimiento del intestino y “roba” ciertas vitaminas y minerales. Opte por verduras o tubérculos como la papa dulce.
4. Elimine los aceites industriales de semillas: De maíz, canola, soja, cártamo, girasol, entre otros. Evite los aceites hidrogenados y también parcialmente hidrogenados.
5. Prefiera las comidas sobre los snacks: 3 a 4 comidas cada 4 horas o menos es lo mejor. Coma cuando tenga hambre y no se estrese si se salta una comida. Céntrese en la calidad.
6. Carnes de pastura, orgánicas, locales: Contienen menos antibióticos y hormonas. Tienen mejor proporción de omega-3 y omega-6. Si no puede encontrar o comprar carnes de este tipo, opte con cortes magros y cocínelos con grasas saludables como el aceite de coco.
7. Salga: Tome un descanso del trabajo, camine, pase al menos 30 minutos al aire libre. Exponga sus brazos, cara y cuello. La exposición regular le ayudará a suplementar la vitamina D.
8. Ejercítese correctamente: En general manténgalo corto e intenso. Asegúrese de tener variedad. Yoga, taichí, levantamiento de pesas, son una excelente forma de combinar fuerza, flexibilidad y aerobics, Escuche a su cuerpo y descanse cuando lo necesite.
9. Excluya los lácteos: La mayoría de los productos lácteos están cargados con antibióticos y hormonas. Los vegetales le proveen calcio sin preocuparse de las desventajas de los lácteos. Si no quiere excluir los lácteos, prefiera la leche
entera.
10. Coma el arcoiris: Elija un amplio rango de colores en sus comidas. Cocínelas con grasas saludables como aceite de coco. En ensaladas use aceite de oliva frío o aceite de palta.
11. Calma con las frutas y nueves: 1-2 porciones de frutas (del tamaño de una mano) y 1-2 puñados de nueces están bien para un día. Ambos son fáciles de comer en exceso y pueden causar problemas digestivos.
12. Haga más de lo que le gusta y menos de lo que no le gusta: Pruebe nuevas comidas. Pruebe diferentes tipos de ejercicios, como Crossfit y Taichi. Desafíese a aprender Surf, tocar guitarra, salto jumping. Pase más tiempo haciendo cosas que le gustan, con la familia, con los seres queridos, con animales y naturaleza. Sonría tanto como pueda. Practique la meditación y la respiración
13. Coma grasas: Las mejores son las grasas saturadas y mono saturadas. Cocine con manteca, aceite de coco, grasa de pato. Use aceite de oliva, palta y aceite de macadmia.

DESCARGAS
*Paquete de libros sobre Dieta Paleo, incluyendo también libros del Dr. Ludwig Johnson:



*Diferentes video entrevistas al Dr. Ludwig Johnson y Ana María Lajusticia, expertos mundiales en el MAGNESIO:




*Otros videos:



COMENTARIOS

Primero: Yo he experimentado el consumir magnesio y llevar parte de la dieta paleo, con resultados muy satisfactorios para mí. Digo que la sigo en parte porque no comparto el comer carne de puerco ni tocino de puerco, además de que en ocasiones (las menos) como neolítico. Y digo que resultados satisfactorios para mí porque he perdido muchos kilos de peso, tengo más claridad mental, duermo mejor, ha disminuido la frecuencia de cefaleas (dolores de cabeza) y en general, me siento mejor ¿así o más claro?.

Segundo:  Para aplicar esto del magnesio y la paleodieta me he ido informando con varias personas, libros, videos y en sitios de Internet, además de referencias de médicos que he visto en videos y que me han contado personas que los consultan. Por lo que recomiendo que quien esté interesado en esto se informe para que no vaya a ocurrir alguna desgracia o malestar, ya que cada organismo es diferente, y no es lo mismo que aplique la paleodieta alguien “normal” que alguien que ya esté medicado o con alguna enfermedad grave (diabetes, úlcera estomacal,  u otra). Por ejemplo, la ingesta de magnesio tiene algunas contraindicaciones.

Tercero: ¿Quieres sentirte bien, sin insomnio, sin dolor de cabeza ni fatiga rara y despejado de la mente? Toma Magnesio. ¿Y también quieres bajar de peso? Entonces agrégate la Dieta Paleo.


 Referencias:
-DIETA PALEO GUÍA RÁPIDA PARA VIVIR PALEO. Una Guía Rápida Para Comenzar a Vivir Con La Dieta Paleolítica. Pablo Rodriguez
-Los demás libros que están en las descargas de este post.
-Los links de webs con información ampliada. 






ACEITE DE COCO

1.-El aceite de coco no hay que confundirlo con el aceite de palma, no son lo mismo. El aceite de palma es dañino. Tampoco hay que consumir el aceite de coco hidrogenado, el que es útil es el virgen y el extra-virgen.
2.-El aceite de coco que refieren investigaciones en contra, han sido basadas en el hidrogenado. O sea, se entiende que quieren confundir a la gente haciéndole creer que el aceite de coco virgen es malo, cuando no.
3.-En mi caso personal, llevo casi 10 meses consumiendo el aceite de coco extra-virgen, diario de manera tomada, a veces cocinado con comidas, a veces untado en piel, dientes o cabello. Me ha servido para no engordar tan fácilmente, despejar la mente y sentirme más vital.
4.-Si fuera cierto que hace daño el aceite de coco (como pregonan los dueños de los otros aceites, como los transgénicos) entonces era para que yo ya me hubiera enfermado ¿o no?
5.-Si el agua de coco es uno de los mejores alimentos que hay en el planeta, y resulta que un litro de aceite de coco proviene de 200 cocos, pues imagínense el poder concentrado en ese líquido precioso.
6.-Pero no me crean a mí, lean los testimonios que están en los libros siguientes, o simplemente experiméntenlo en su propio cuerpo. Yo ya reciclé varios litros.



* DESCARGA 4 libros sobre el Aceite de Coco:




















2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por el aporte,

SARAHÍ MOLINA dijo...

Excelente, te felicito!
Por favor publica el libro
Su endocrino en 1 minuto completo.