20 mayo 2014

NIÑ@S HIPERACTIVOS CON/SIN DESATENCIÓN

Decían: “Michael no pone atención en clase…Michael no trabaja…Michael altera a los otros niños…Después de oír tantas veces la misma queja, mi madre pidió una reunión con los profesores y les dijo: “¿No será que se aburre con lo que le enseñan?”. La respuesta no se hizo esperar: “Señora Phelps, si lo que está preguntando es si Michael es un niño superdotado, no lo es, no alcanzará el éxito en nada, tiene problemas de atención e hiperactividad”. Michael Phelps, comenta que en sexto grado le prescribieron medicamento controlado Ritalín, para la hiperactividad y desatención, tres veces al día “entonces, quemaba toda mi energía nadando. En séptimo grado, le dije a mi madre: se acabó el Ritalín, ya no quiero más”. El resto es historia (olímpica).
Bajo la superficie’ (No Limits), autobiografía de Michael Phelps


Después de considerarlo “defecto del control moral” (1902), “impulsividad orgánica” (1929), “síndrome de daño cerebral” (1947), “síndrome hiperquinético” (1957), “disfunción cerebral mínima” (1966), fue en 1987 que en el DSM-III-R se llegó al diagnóstico conocido como “transtorno por déficit con atención con hiperactividad” (con sus respectivas variantes o combinaciones).

Abreviado con las siglas TDAH (o TDA, cuando no incluye la Hiperactividad)  se manifiesta en las dificultades que tiene la persona para controlar su conducta, presentando problemas de atención, déficit en el control del impulso o inhibición y excesiva actividad. A esto se añaden otros dos problemas: la dificultad para seguir las normas e instrucciones y una excesiva variabilidad en sus respuestas a las situaciones, particularmente en el trabajo. Además, suelen presentar otros problemas asociados: dificultades de aprendizaje, trastornos del lenguaje, ansiedad, trastornos del afecto, desórdenes por estrés ambiental y socio-familiar, trastorno de conducta, baja competencia social, trastornos en el lenguaje, trastornos en el control motor y perceptivo-visual, tics, etc.

Antes se consideraba a la hiperactividad como el principal componente de este transtorno, la cual sí disminuye notoriamente a partir de la adolescencia, sin embargo, la desatención continúa a lo largo de la vida, y a esto apenas se le está dando la importancia que merece, ya que como adultos tendrán problemas para aprender cosas nuevas, realizar actividades cotidianas como manejar máquinas, concentrarse o prestar atención a otras personas, lo cual incluso se asocia con transtornos psiquiátricos o conductas parasociales (drogadicción, por ejemplo) y antisociales (delitos).

EL DSM-IV, así como el DSM-IV-TR y el DSM-V asumen como criterio que la hiperactividad (e impulsividad) y/o la desatención la presenten las personas en por lo menos dos escenarios (escuela, hogar, ambiente social, trabajo, etc.) y sean al menos seis de los puntos que enlistan (ver archivo anexo en el paquete a descargar).

Las causas más probables de este trastorno parecen ser:
1.Nacimientos prematuros, lesiones cerebrales de distinto tipo o anomalías en el desarrollo del cerebro (traumatismos, exposición fetal al alcohol, al tabaco, exposición temprana a niveles elevados de plomo o colorantes...).
En la técnica Rebirthing (Renacimiento) se considera que los niños nacidos prematuramente (antes de los 9 meses de gestación) padecen una obsesión neurótica con el tiempo, por lo que sus relaciones con los demás suelen ser difíciles, ya que los otros les parecen lentos. La sensación de vivir con el “tiempo justo o prestado” hace que desde el primer momento de vida se active en ellos la urgencia de muerte, concibiendo la vida como una carrera hacia la muerte. Su energía vital es exagerada, es probable que sean impacientes de mayores, a menudo se sienten retenidos y frenados por los demás, pensando “”hago mal viniendo tan rápido”, “la gente no está lista para mí”. Eran rápidos en el útero y por alguna razón se les detuvo, lo que les suele llevar a pensar “no me dejan ir a mi ritmo”, “los demás detienen mi fuerza”. Es probable que se sientan culpables de meter prisa a los demás, y a menudo querrán todo de inmediato.

2. Actividad disminuida en determinadas regiones cerebrales como el lóbulo frontal, como resultado de un desequilibrio o deficiencia en ciertos neurotransmisores (dopamina y noradrenalina) o sustancias químicas que ayudan al cerebro a regular la conducta.

3. Herencia.
La evidencia científica ha demostrado que los hijos de padres con un TDAH tienen hasta un 50% de probabilidades de sufrir el mismo problema. Además los estudios con los gemelos siguen la misma línea: si uno de los gemelos tiene síntomas del TDAH, el riesgo de que el hermano tenga el trastorno está entre el 80% y el 90%. En un estudio internacional sobre la relación genética entre cinco Transtornos psiquiátricos, publicado en la revista Nature Genetics en agosto de 2013. Ramos-Quiroga, explica que desde hace 40 años se sabe, por ejemplo, que el 75% de los casos de TDAH son genéticos, y el 25% restante ambientales, también llamados disparadores, como traumas o consumo de drogas. En el estudio participaron más de 300 investigadores, 250 instituciones y 75,000 individuos. En esa investigación observaron que, dentro de la carga genética relacionada con el TDAH, la heredabilidad asociada a SNP en los pacientes es del 28%, es decir, del total de la carga genética de esa enfermedad, el porcentaje descubierto se debe a polimorfismos de un único nucleótido (SNP) de la cadena de ADN.

4. Factores psicosociales.
Disfunciones familiares, falta de límites y de reglas disciplinarias, estrés y ansiedad en el seno familiar.

5.Factores Transgeneracionales.
En Psicogenealogía, Biodescodificación  y Constelaciones Familiares será importante buscar:
-Asuntos de violencia o asesinatos no resueltos en la historia familiar de uno o de ambos padres.
-Abortos voluntarios.
-Exclusión de un muerto o varios (a través de usurparle el nombre o falta de honra).
Respecto a los niños hiperactivos, asegura Bert Hellinger: “no quiero mucha información acerca del niño, el problema jamás está en el niño, yo miro en otra dirección, ¿qué ocurrió con sus hermanos, padres y abuelos?”.
Según Salomon Sellam, hay que buscar yacientes o memorias de incestos (ver más debajo de este artículo el tema de Biodescodificación).

6.-Diagnóstico equivocado. Es probable que lo alguien o algunos consideren hiperactividad con / sin desatención, en realidad sea otro u otros transtornos, como predominancia del canal kinestésico, la depresión, la falta del sueño, las dificultades de aprendizaje, los trastornos de tics y los problemas de comportamiento, ansiedad, impulsividad y disociabilidad, que se pueden confundir con o aparecer junto con el TDAH.

POLÉMICA POR EL MEDICAMENTO RECETADO PARA LA HIPERACTIVIDAD
Según la mayoría de los psiquiatras, sería obvio que se recomiende la toma de medicamento controlado. Pero las pastillas solamente quitan síntomas, no enseñan habilidades. Esto es muy importante. Además, a pesar de que la posición médica predominante sostiene que el TDAH es un transtorno biológico probado, los actuales prospectos de remedios para manejarlo indican que: no se conoce la causa específica de este síndrome”.
En el año 2009, un Consenso de Expertos en Italia, entre los que se encuentran universidades, investigadores, científicos, psiquiatras y médicos neurólogos de ese país y del mundo, ha apoyado una campaña en defensa de la salud de los niños respecto al TDAH (giulemanidaibambini.com). Su objetivo es expresar el desacuerdo con la postura oficial, dada la cantidad de niños expuestos a los medicamentos. Entre muchas otras cosas, este grupo declara: “las investigaciones realizadas, dependientes de recursos financieros aportados por los mismos laboratorios, están fundamentalmente orientadas a identificar las presuntas causas biológicas del problema y su respuesta a tratamientos farmacológicos, acompañados con un significativo desinterés por indagar variables de tipo psicológico, ambientales o sociales y los efectos de intervenciones pedagógicas o psicoterapéuticas. Sobre la base de los resultados científicos actualmente disponibles, el diagnóstico del TDAH corre el riesgo de ser sostenido fundamentalmente por motivaciones de carácter económico”.   

Según el doctor León Benasayag, especialista en Neurología Infantil y de Adultos, director del Centro de Neurología Integral de Buenos Aires, Argentina, autor-compilador del libro ADHD: Niños con déficit de atención e hiperactividad ¿Una patología e mercado?, el TDAH es una construcción inventada, que no justifica su medicación, porque se abusa de la genética y otras ciencias, augurando un futuro incierto para aquellos que padecen TDAH  y son medicados con estimulantes o antidepresivos, por ejemplo, afirma que el metilfenidato (Ritalín) “es una medicación que actúa igual que la anfetamina y tiene graves riesgos de generar adicción, Transtornos psiquiátricos, insomnio y taquicardia”.

El Metilfenidato es la droga cuyos nombres comerciales más conocidos son Ritalín, Concerta, Tradea y Metadate CD. Se trata del polémico medicamento utilizado comúnmente para el TDAH, catalogado como estupefaciente por la Ley Federal de Salud, que en la página de la Drug Enforcement Administration (DEA) está incluido en la Lista II de Sustancias Controladas y, según esa misma entidad, “Tiene un alto potencial para el abuso y produce muchos de los mismos efectos que la cocaína o las anfetaminas”. En marzo de 2009, el Senado aprobó una reforma a la Ley General de Educación que prohíbe administrarlo a estudiantes de primaria y secundaria en las escuelas sin consentimiento de los padres o tutores.

En 2008, una investigación publicada en la revista británica Pediatrics advirtió que el consumo sostenido de Metilfenidato puede incrementar el riesgo de muerte súbita y ocasionar cerebrovasculares, problemas cardiacos (arritmias, infartos al miocardio) y de crecimiento. Otros medicamentos indicados para el TDAH también se han retirado del mercado, como la pemolina.

La atomoxetina (de nombre comercial Strattera) es el medicamento más reciente en México para tratar el TDAH, lanzado en 2004, y de este medicamento se han publicado advertencias sobre sus daños al hígado y riesgo de pensamientos suicidas por ser sustancia depresora del sistema nervioso.

Se calcula que en Estados Unidos de América los ingresos anuales derivados del mercado de medicamento para el TDAH supera los 3,100 millones de dólares (tres mil cien millones de dólares).  En México, según cifras aportadas en el año 2009 por los laboratorios Novartis, el fabricante de Ritalín, el valor del mercado de medicamento para el TDAH es de más de 250 millones de pesos. O sea, hay mucho dinero en juego. Por eso no es extraño que algunas fundaciones y asociaciones sean financiadas parcialmente por laboratorios que manejan este tipo de medicamentos. Por ejemplo, Ágata Székely , realizó un excelente reportaje en el año 2009, el cual presentó en la revista ‘El Consumidor’ (el cual lamentablemente está desaparecido de la web www.consumidor.gob.mx), descubrió que algunos grupos de ayuda y asesoría para padres de niños hiperactivos están financiados parcialmente por las grandes empresas farmacéuticas fabricantes de los medicamentos recetados para los hiños hiperactivos, por lo que en esos lugares les insisten a los padres que compren dichos medicamentos, por sobre cualquier otro método o alternativa.
El tratamiento farmacológico lo debe hacer un médico especialista, quienes extenderán la receta para el medicamento correspondiente según se adecue a lo presentado por el paciente, habiendo estimulantes e inhibidores. En un folleto editado por el Grupo de Expertos Nacionales  para el estudio del TDAH y el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente reconocen que la efectividad de estos medicamentos es del 70% según las investigaciones realizadas, es decir, no a todos les va a ser útil.

El español Carlos González, pediatra y escritor, denuncia en el video de youtube ‘La Educación Prohibida’ que: “en algunas zonas ya hay en torno al 10% de los chavales en las escuelas tomando psicofármacos para controlar su supuesta hiperactividad. Entonces, una de dos: o los niños ahora son mucho más hiperactivos que antes, cosa que me cuesta creer, pero que si así fuera, tendríamos que preguntarnos cuál es la causa de ese problema, qué hemos hecho (los adultos) para provocarlo; o bien los chicos son igual que antes, pero ahora no los aguantamos”.

Varios especialistas coinciden que en casos graves el método más efectivo para reducir los signos de este transtorno (en cualquiera de sus variantes) es una combinación de tratamiento farmacológico (medicamento) con tratamiento psicoterapéutico.

Debido a este abanico de síntomas el grupo de niños con TDAH es un arcoiris que no tiene una sola causa y no se puede resolver con un único método, es decir, es necesaria una visión multimetodológica y multidisciplinar, con tratamientos prolongados y a veces simultáneos, ya que es un transtorno crónico, y en cuanto a su gravedad, se clasifica en leve, moderado y grave.

-SUGERENCIAS DE ACTIVIDADES Y TRATAMIENTOS CON NIÑOS HIPERACTIVOS:
 Formas de tratamiento
Para niños y adolescentes: -Tratamiento psicológico especializado, - Orientación a los padres, -Comunicación fluida con la escuela/colegio, -Apoyo pedagógico,  -Orientación deportiva y social, -Asesoramiento alimentario,  -Medicación (en caso de ser necesario).

Para adultos: -Tratamiento psicológico especializado, -Entrevistas de pareja, -Orientación vocacional y/o laboral, -Orientación deportiva y social, -Asesoramiento alimentario, -Medicación (en caso de ser fuese necesaria).

Hay quienes les canalizan la energía a estos tipos de niños en grupos de Tae-Kwan-Do, fútbol sóccer, manualidades, arteterapia, cursos de verano, bailes, juegos, ejercicios, deportes, practicar, tocar; armar y construir carritos, objetos o rompecabezas; elaborar manualidades de madera, plastilina, artesanías; actividades de recortar y pegar, pintura de objetos de yeso, pintura con los dedos, terapia de renacimiento (palingénesisis), terapias de contención, etcétera.

*La MUSICOTERAPIA ha sido utilizada por varios terapeutas como parte del tratamiento que se aplica a niños hiperactivos con/sin desatención. Entre ellas Violet Oaklander (Terapeuta Gestáltica); Luz María Ibarra (Terapeuta de PNL y Gimnasia Cerebral); Ma. Natividad Santana (Terapeuta PNL); y otros/otras terapeutas cuyos nombres no son conocidos y me consta que utilizan música, sobre todo clásica (barroca, por ejemplo), para estimular su sentido cenestésico, y sonidos de naturaleza. En el paquete de archivos de musicoterapia se ofrecen tracks para este fin. La música que la Master & Trainer en PNL Luz Ibarra recomienda para estimular aprendizaje con sensaciones es:
-Vivaldi: La primavera –primer movimiento- Allegro.
-Brahms: Vals en La.
-Boccherini: Minuet.
-Grieg: la danza de Anitra.
-Debbusy: claro de luna.
-Mozart: Concierto para flauta en Do mayor.
-Bach: Badinerie.
-Beethoven: Sinfonía pastoral –primer movimiento-.
-Ravel: Bolero.
-Rachmaninov: Concierto para piano y orquesta no. 2 en Do mayor, op. 18 3er mov.
-Schubert: Ave María.

*DESCARGA aquí paquete de musicoterapia, conteniendo los tracks señalados:


*DESCARGA aquí otro paquete de musicoterapia, también útil para los hiperactivos:


*Según la PNL (Programación Neurolingüística) tenemos tres canales de comunicación: el visual, el auditivo y el kinestésico, predominando uno o dos de ellos en cada persona.
Las personas cuyo canal de comunicación predominante es el kinestésico suelen ser confundidos o asociados al transtorno de hiperactividad con/sin desatención.
Estas personas prestan atención a las sensaciones incluyendo olores y sabores, necesitan contacto físico, hablan con ritmo lento y voz profunda, se tocan a sí mismos o a otros, su respiración es abdominal, marcan ritmos con los pies y las manos, aprenden con el movimiento, por lo que siempre está moviéndose, explorando, tocando y oliendo los lugares y cosas, les aburren las clases escolares y en ocasiones se sienten fracasados.
El alumno kinestésico es un problema para el sistema educativo, porque la gran mayoría de alumnos reprobados es porque predominan en ellos el canal kinestésico.
A este tipo de niños hay que hablarles en lenguaje kinestésico, es decir, con palabras que les remitan a sensaciones, olores y sabores, o experimentando un juego, un experimento, un ejercicio o una manualidad, y se les dificultará aprender si les hablan con palabras, sonidos e imágenes
Los profesores tendrían que entender que es difícil que un niño kinestésico permanezca totalmente quieto o sentado durante toda la clase.
En su libro “Use su Cabeza para Variar. Sub-modalidades en Programación Neurolingüística ” Richard Bandler, cofundador de la PNL,  menciona estar en contra de que a los niños hiperactivos les receten la droga Ritalín, que lentifica a los niños y acelera a los adultos, con efectos similares a las anfetaminas. Comenta que los psiquiatras casi nunca recetan medicamentos psicoactivos a sus colegas cuando éstos caen enfermos, y que sería interesante investigar cuántos de los profesores se atreverían a ingerir el medicamento Ritalín “tan inofensivo”.
En Manzanillo, Colima, el Programa que la Master en PNL avanzada Ma. Natividad Santana Ochoa denomina “Taller con Programación  Neurolingüística para Niños”, que ha utilizado, mejorado y revisado durante varios años, consiste básicamente en 15 sesiones de 2 horas cada una, conteniendo un cuento, un mandala estructurado para pintar, una reflexión, un valor moral a trabajar, un ejercicio de gimnasia cerebral, afirmaciones positivas relacionadas con déficits o conflictos encontrados en el niño, musicoterapia elegida y que se proyecta como fondo musical durante la sesión, también, usa algunos ejercicios como integración cerebral derecha-izquierda con dibujos y movimientos.

*Los entusiastas de la MEDITACIÓN TRASCENDENTAL (MT) para niños y adolescentes, explican que incorporar esta práctica contribuye a atajar las causas del problema del TDAH, al mejorar las conexiones neuronales y la coherencia en el área frontal del cerebro, que regula la conducta y las funciones ejecutivas. Según un estudio realiado sobre una pequeña muestra de alumnos hiperactivos de edades comprendidas entre los 11 y los 14 años, la MT redujo considerablemente los niveles de estrés y ansiedad, además de aumentar la capacidad de concentración y el autocontrol. Consciente de las limitaciones de este primer estudio piloto, la Fundación David Lynch financia actualmente una investigación similar en la que participan 2 mil estudiantes.

*La utilización de ANIMALES como complemento a los tratamientos médicos “produce una enorme mejoría en enfermedades como la hiperactividad  infantil o la timidez patológica, que en muchos casos llega a la curación”. Son palabras del catedrático de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid Pedro Ridruejo, que participó en un simposio sobre Psiquiatría, cerebro y conducta, celebrado en Tenerife, España. Los animales actúan como un catalizador capaz de ayudarles a salir de sí mismos. De este modo consiguen expresarse –en ocasiones mediante un lenguaje o código no verbal que se establece entre el animal y el paciente- y exteriorizar así sus sentimientos, lo que contribuye al equilibrio de su mundo interior. “En el caso de los niños hiperactivos –aseguró Pedro Ridruejo-, la clave está en unirlos a un animal tranquilo, como por ejemplo un delfín, un perro labrador u otro animal tranquilo, causando que el niño hiperactivo, para sintonizarse con éstos baja sus biorritmos y se vuelve más tranquilo. Con respecto a los niños tímidos, los caballos pueden ayudar a que supere su introversión, transformando su conducta”. Según los expertos reunidos en el simposio de Tenerife, el trato con animales de compañía, además de contrarrestar problemas de autoestima y sociabilidad, estimula el buen humor y la ternura y reduce los síntomas de violencia, incluso con algunos efectos beneficiosos en varias adicciones. Adriana Pérez de Legaspi, directora de la Asociación Mexicana por el Déficit de Atención Hiperactividad y Transtornos Asociados, A.C. minimiza y hasta se burla de esta alternativa, por lo que alega: “señora, si usted tiene una tina donde meter el delfín, hágalo, pero no lo deje de medicar”. 
*En las direcciones: linca.org y cspinet.org se explica cuánto influye la DIETA en la conducta y en los niños hiperactivos. Ahí, señalan que una investigación de la Agencia de Seguridad Alimentaria del Reino Unido, publicada en la revista médica The Lancet, sugiere que los aditivos químicos que se encuentran en los alimentos envasados, golosinas y bebidas incrementan en los niños la conducta impulsiva y la dificultad para concentrarse, especialmente en la lectura. Con el consumo de colorantes, saborizantes, conservantes y aromatizantes artificales, los niveles de hiperactividad en todos los niños (no sólo en aquellos ya diagnosticados TDAH) aumentan. La Agencia recomendó a los padres evitar las comidas que los contengan (como refrescos, sopas, enlatados, galletas y golosinas, salvo los de producción orgánica o artesanal). En las web ya mencionadas comentan el caso de Ithamar, quien tiene un hijo diagnosticado con TDAH, que cambió su conducta con la dieta, cuenta que: “a los 3 años a David le dieron Ritalín, el cual lo aletargaba al grado de sedarlo y el rebote era brutal”. Ithamar dice que prefirió retirarle el medicamento, “el neurólogo optó por recetarle un suplemento alimenticio (gluconato de zinc) que funcionó muy bien por 6 meses”. Además, Ithamar decidió probar la dieta libre de gluten y caseína (proteína de la leche animal y que también se encuentra en la leche de soya): “mi hijo tuvo un cambio muy notorio en cuanto eliminé los lácteos de su dieta. En tan sólo 3 días disminuyó mucho su irritabilidad, ansiedad y mejoró su atención, además consumismos alimentos orgánicos, sin aditivos”.
Dentro de la dieta recomendada para los niños hiperactivos se recomiendan suplementos alimenticios como: DHA, Omegas 3, 6 y 9, y vitaminas para niños. Lo que se sugiere se elimine de la dieta o se consuma muy poco y de vez en cuando es: chocolate, cafeína, golosinas y pastelitos, azúcar (sobre todo evitar la refinada que viene en las golosinas).

*AFIRMACIONES para niños hiperactivos, recomendadas en la técnica Renacimiento (Rebirthing):
“Yo sé que el tiempo está de mi lado”. “Yo sé que la lentitud es sagrada”. “Ya tengo que acelerarme para tener éxito”. “Tengo lo que necesito para conseguir cuanto deseo”. “Yo perdono ahora a los demás por no estar preparados para mí”. 

*Los MANDALAS estructurados (ver archivo anexo en el paquete a descargar) son aquellos que tienen centro, simetría y cuyas figuras son geométricas. Este tipo de mandalas expresan y facilitan a la persona armonía, orden y equilibrio. Es sabido que la parte izquierda del cerebro es responsable del lenguaje, de la lógica y la matemática.
Así, colorear mandalas estructurados incluye la reflexión y el razonamiento del diseño mandala, así como su coloreado, preferentemente con colores determinados, y es idóneo para compensar la hiperestimulación de la parte derecha de quienes la tengan. Con estos mandalas se puede trabajar la contención en pacientes extremadamente impulsivos, que se desbordan con facilidad, con tendencias psicóticas o niños con hiperactividad y déficit de atención. Esta actividad ayudará a mejorar su percepción y concentración, coordinación visomotora, relajación, equilibrio de chakras, y con todo ello su capacidad de aprendizaje.
Se facilita que la persona descubra qué está poniendo, figurando, proyectando... en el mandala. Paralelamente se prestan para descubrir qué contenidos del subconsciente están siendo revelados a medida que la persona dibuja o colorea. Una forma extendida de hacer mandalas es llenando de color los que aparecen en blanco y negro en los libros para colorear mandalas. Sobre la forma de tal coloreado no hay consenso. Algunas personas aseguran que ha de pintarse de fuera hacia dentro y otros de adentro hacia afuera. Así mismo otros defienden que debe hacerse según desee cada uno en ese momento. Considerando esto último, parece que la forma libre de coloreado está relacionada con nuestra tendencia centrífuga (hacia fuera) o centrípeta (hacia dentro) personal. Por ésta entiendo la extroversión o introversión, la necesidad de recogimiento o expansión que sienta la persona etc.
La Master en PNL Luz María Ibarra es autora de tres libros que contienen mandalas estructurados (niveles 1, 2 y 3) en blanco y negro para colorear, que favorece la concentración y atención de niños hiperactivos con/sin desatención, además de ordenar ideas, estimular la creatividad y la sensibilidad, genera tranquilidad, confianza y seguridad en uno mismo, controla impulsos, disminuye el estrés, se ejerce libertad, estructura mejor los pensamientos, se integran los hemisferios cerebrales, surge equilibrio interno y ayuda a la interiorización.
DESCARGA aquí paquete de libros con mandalas estructurados que puedes imprimir y usarlos para que sean coloreados por niños (o adultos):



*La GIMNASIA CEREBRAL es una excelente ayuda que facilita la concentración y la atención de los niñ@s hiperactivos y/o con déficit de atención. Los métodos más conocidos en México son los de Luz Ibarra y el Brain Gym de Paul Dennison.
-Testimonios que son expuestos en el libro de Luz María Ibarra “Aprende Mejor con Gimnasia Cerebral”:
Trabajo con niños hiperactivos y usando en mis clases Gimnasia Cerebral® he notado un avance significativo.
(María Ruiz, Profra. de Inglés. Méx. D.F
-Con este método de Gimnasia Cerebral® obtuvimos sorprendentes resultados en niños hiperkinéticos.
(Dr. José Ibarra Nawasaki, México, D.F.
-Con los ejercicios de Gimnasia Cerebral® obtengo excelentes resultados en niños con problemas de conducta, mejoran sus calificaciones a 9 y 10, ya no tienen reportes ni quejas, notando su sistema nervioso más en armonía, aprendiendo fácilmente, mejorando su atención, memoria y conducta. Gracias Luz Ma.
(Ma. Teresa Estrada, Profra. de apoyo en problemas de aprendizaje. México, D.F.
-Otro testimonio es el mío (Juan Carlos Martínez Bernal, Manzanillo, Colima, México, autor de este artículo), que he observado resultados positivos en mi hijo de 6 años de edad, más desatento que hiperactivo, o dicho desde la PNL, con predominancia de la modalidad kinestésica para aprender.
*Nota: Para aprender más sobre gimnasia cerebral, así como descargar material de este tema te sugiero ir a esta entrada también de este blog: http://www.bernal27.blogspot.mx/2012/09/gimnasia-cerebral.html

*CONSTELACIONES FAMILIARES
Según Bert Hellinger, desde el enfoque de las Constelaciones familiares hay que reconocer y honrar a los hijos que nacieron muertos o a los abortos voluntarios (afirma que no los abortosd espontáneos no cuentan), hay que ponerles una lápida en alguna parte, algo conmemorativo, también tienen que ponerles un nombre, el cual no deberá repetirse en los hermanos posteriores, porque de hacerlo se le estaría excluyendo otra vez, y el hijo posterior que lleve su mismo nombre puede adoptar su destino y sentimientos, por el enredo sistémico, y no podría desarrollar su propia identidad, estando su yo inquieto y sin reposo, es decir, hiperactivo y/o distraído. Además, al reconocer a un hijo muerto o aborto voluntario se tiene que reordenar la posición de los hijos.
Dice Hellinger: “Algunos especialistas en materia espiritual hablan en estos casos de una encarnación no consumada; debido a que sólo percibía su cuerpo parcialmente, no podía controlar sus movimientos, con carencia de conciencia de su Yo. Existen múltiples causas para la hiperactividad, la más frecuente es la formación deficiente del sistema motriz del bebé, perjudicando el nacimiento prematuro por cesárea o la estadía en incubadora. Por lo general, este sistema se empieza a formar en el vientre de la madre, continúa en el rebozo o la cobija en que se cargue al recién nacido pegado al cuerpo de la madre y que restringe de manera beneficiosa los movimientos incontrolados del niño. Posteriormente, estos movimientos serán armonizados y coordinados mediante los movimientos rítmicos de la madre o de la cuna o de la hamaca en que duerma el niño. En bebés un poco más grandes, el regazo de la madre o un rincón de juegos bien delimitado (por ejemplo, un corral) funciona muy bien para inhibir el impulso de movimientos excesivos, que producen estrés. Si no se le da al niño el apoyo suficiente para desarrollar su concentración y atención y de experimentar fases sucesivas de actividad y descanso, se verá rebasado por estímulos desordenados. Estas experiencias pueden grabarse en forma de disfunciones cerebrales en su joven y maleable cerebro.   Pero tales disfunciones pueden ser también congénitas. Así mismo, resultan determinantes los estados de miedo y angustia sufridos por la madre, porque su intranquilidad le es transmitida al niño”.
Incluso, Hellinger, sugiere que en algunos casos es aconsejable la terapia de contención (con renacimiento incluido), y terapias de aprendizaje y motricidad, porque no todo son problemas emocionales. (ver casos de niños hiperactivos constelados por Hellinger en lo archivos del paquete de descarga)

*TERAPIA GESTALT INFANTIL. Recurriré a Violet Oaklander, experta mundial en Terapia Gestalt Infantil, para extraer de su libro “Ventanas a Nuestros Niños: Terapia Gestáltica para Niños y Adolescentes”, un resumen referente al tratamiento psicoterapéutico de los niños hiperactivos, usando la Terapia Gestalt:

“Los médicos están muy prestos a recetar drogas para aquietar al niño hiperactivo. Sin embargo, tal como con las técnicas de modificación conductual, que sólo tratan lo sintomático, el niño así tratado no adquiere fortaleza interior para enfrentar su mundo. Usa las píldoras como una muleta y a veces como un arma de manipulación. También es pavoroso especular sobre el daño fisiológico que pueden causar tales drogas. Me inclino a preferir a quienes abogan por una buena nutrición y un tratamiento megavitamínico. Sé que los  niños hiperactivos a menudo tienen dietas inadecuadas. Con frecuencia se les dan grandes cantidades de azúcar o de alimento-chatarra, ya sea como premio por hacer bien alguna cosa o para que se queden tranquilos y se callen.

Los niños que manifiestan alguno o todos los síntomas de la hiperactividad, a veces están simplemente esquivando sentimientos dolorosos. Un niño incapaz o reacio a expresar sentimientos reprimidos puede ciertamente tener dificultades para sentarse quieto, prestar atención, concentrarse —y no tener ningún trastorno perceptivo o motor con base neurológica. Es frecuente que los niños angustiados teman envolverse en actividades de cualquier tipo. Pasan constantemente de una cosa a otra y parecen incapaces de permanecer en alguna y dedicarle toda su atención. Los niños temerosos, coléricos o angustiados pueden conducirse de esta manera y aparecer como "niños hiperactivos" con todo lo que implica tal clasificación.

Jody, de 5 años, fue un ejemplo típico de esta clase de niños. Se le diagnosticó como hiperactivo y estaba tomando 10 miligramos de Ritalín al día. Su madre me informó que aunque había estado un año bajo tal medicación, su hiperactividad no había decrecido. En mi oficina saltaba de una cosa a otra, incapaz de asentarse en algo. Tomaba algo, empezaba a jugar y repentinamente cambiaba de idea.
Podía empezar a trabajar en algo que yo le sugería, como la arcilla o un dibujo, y luego decía de improviso: "No quiero seguir haciendo esto". Cada vez yo respondía "De acuerdo" y le ayudaba a limpiar lo que había estado haciendo. En la cuarta sesión, me contó que había soñado con un monstruo que podría haberlo matado. Le pedí que pintara el monstruo. Trabajó de firme y muy absorto. Cuando volvió a su asiento y avisó que había terminado, le pedí que hablara con el monstruo y le dijera lo que pensaba de él.
Jody: ¡Tú me asustas! ¡Vas a matarme!
¿Cómo podría matarte, Jody?
Jody: Podría devorarme.
Díselo a él.
Jody: ¡Tú podrías devorarme! (Encorva los hombros). Oooooo. Te tengo miedo.
Sé la voz del monstruo y contéstate.
Jody: ¿Ser su voz?
Sí. Simula que eres él. ¿Qué te dice?
Jody: El dice: "Cuidado conmigo. ¡Voy a comerte!" (con voz ronca y gruñona).
Continuamos un rato en tal vena y finalmente le dije: "Jody, ¿cómo te sientes al ser el monstruo?".
Jody: ¡Muy bien!
Ya se había terminado la hora y teníamos que parar. La atención de Jody no se había desviado durante toda la sesión. En las subsiguientes, estuvo cada vez más dispuesto a permanecer con una actividad propia. Su juego se centró en situaciones de violencia. Ubicaba cuidadosamente la casa de muñecas con los muebles y la familia y decía: "Arrojan una bomba y todos mueren". Alineaba los autitos y después los derribaba con uno de los camiones. Colocaba soldados en la arena y les disparaba uno a uno, haciéndolos caer al fusilarlos. Cada vez que era posible lo alentaba para que "fuera" la bomba, "fuera" el camión que derribaba los autos, etc. Yo quería que él vivenciara su propio poder. Una vez que se sintió libre para hacerlo dentro de los seguros confines de mi oficina, empezó a llevar consigo a casa este sentimiento de poder. Empezó a expresar en forma mucho más directa a mí y a su madre algunas de las cosas que lo enojaban o asustaban.
Su madre me informó que al fin se estaba tranquilizando y era más fácil entenderse con él. Encuentro interesante que cuando trabajo con un niño considerado hiperactivo, rara vez se comporta así en mi consulta. He leído los informes de la escuela sobre su hiperactividad e incluso a veces yo misma lo he observado en el aula.

He oído a sus padres y lo he visto hiperactivo en la sala de espera, saltando de arriba para abajo, trepando, correteando. Puede haber algo de agitación e inquietud cuando está en mi oficina, pero para mí es muy interesante que haya muy poco de lo que comúnmente se considera hiperactividad en una situación uno-a-uno. Cuando estos niños logran la atención de alguien, se les escucha para que se sientan oídos y se les toma en serio, pueden minimizar de algún modo sus síntomas "hiperactivos".
Trabajar con estos niños no es muy diferente de hacerlo con los agresivos y coléricos. Empiezo con el niño donde está e intento focalizar los problemas específicos que me han presentado o que emergen.
Si los síntomas hiperactivos son evidentes, uso uno de dos enfoques opuestos:
1) Puedo dar al niño materiales que sé que son sedantes, como la arcilla, la arena, el agua o la pintura de dedos.
2) Puedo seguir el rápido enfoque y desenfoque de la atención del niño y llamar su atención a lo que está haciendo para ayudarle a vivenciarlo más plenamente.

Creo que cualquier experiencia táctil ayuda a estos niños a que se concentren y tomen más conciencia de sí mismos —sus cuerpos y sus sensaciones. Cuando trabajaba en las escuelas con niños emocionalmente
perturbados ("hiperactivos" y "antisociales"), a menudo usaba la dáctilopintura con excelentes resultados. Pedía prestadas bandejas del comedor, ponía almidón líquido en cada una y espolvoreaba uno o dos colores de tierra de color sobre el almidón. Los niños trabajaban (generalmente de pie ante las mesas) codo a codo, con gran regocijo.

En los 6 años que trabajé con este programa, a menudo usé esta actividad con muchos grupos de edades diferentes y combinaciones de niños, así como con mis propios grupos de terapia y en terapias individuales.
Ni una sola vez un niño manchó a otro o las paredes. Trabajaban absortos, haciendo hermosos diseños y experimentando con mezclas de colores, conversando entre ellos y conmigo mientras trabajaban.
Cuando era tiempo de parar, tomábamos una gran hoja de papel, la poníamos sobre un diseño terminado en la bandeja, presionábamos el papel y nos salía una maravillosa impresión que dejábamos secar y que posteriormente recortábamos y enmarcábamos en un papel de color contrastante. Cada niño limpiaba su área de trabajo y lavaba su bandeja.

El valor de esta actividad era vasto. Las impresiones que hacían eran realmente hermosas, y por supuesto, se sentían muy orgullosos de ellas y de sí mismos. Habían pasado una buena hora de placentera actividad con su atención enfocada, y la camaradería les daba otra experiencia muy necesaria para ellos.
Dada la naturaleza táctil y kinestésica de esta actividad, los niños vivenciaban una sensación exaltada de sus propios cuerpos. Ya que estos niños se distraen con tanta facilidad y a veces se confunden con los estímulos, tienen gran necesidad de vivenciar el retorno a sentir un sentido de sí mismos. Creo que cualquier experiencia táctil y kinestésica promueve una nueva y más vigorosa toma de conciencia de nuestro propio cuerpo y yo. Con la percepción aumentada del yo, surge una nueva percepción de los sentimientos, pensamientos e ideas.

Durante estas sesiones, los niños hablaban de muchas cosas, metiéndose a menudo en complicadas discusiones que involucran procesos lógicos de pensamiento. A veces hablaban de ellos mismos y revelaban sentimientos no expresados anteriormente. Eran bastante corrientes las discusiones sobre religión, muerte, problemas familiares, experiencias comunes, drogas y otros tópicos semejantes. Sé que lo que aquí escribo tiene especial significado para el lector que ha pasado por la experiencia de trabajar con niños emocionalmente perturbados en el marco de una escuela pública. Con frecuencia me sentía aterrada al escucharlos y me apenaba terriblemente saber que la riqueza y profundidad que reprimían en su interior, rara vez tenía oportunidad de salir a la superficie.

A veces les ponía música, generalmente clásica, mientras los niños pintaban a dedo. Durante la música había muy poca conversación, permitiendo que cada niño tuviera la experiencia exaltada de estar plenamente consigo mismo en una nueva forma. La arcilla, el agua y la arena proporcionan otros tipos de experiencias táctiles. Cuando trabajaba en la escuela pública, donde había equipo recreativo, podía llevar a los niños al cajón de arena cuando nadie más estaba usando el patio. Cada uno de los ocho a doce niños podía disponer de su propio espacio para trabajar.
Jugar con agua tiene sus propios y únicos beneficios. Es el medio más sedante. Cuando había un lavaplatos en la sala de clases, me gustaba estimular a algún niño para que jugara con diversos objetos plásticos que teníamos para tal efecto. Muchos de estos niños nunca habían tenido la oportunidad de jugar con arena, barro y agua cuando eran pequeñitos —experiencias vitales para un desarrollo sano. En sesiones individuales con niños hiperactivos a menudo tengo a mano un lavatorio (ya que no hay lavaplatos en mi oficina) y tiestos para echarle y sacarle agua. Un chico de 6 años me empezó a expresar sus sentimientos sólo después de haberse enfrascado por algún tiempo con el juego del agua.

Dado que el palpar y el movimiento muscular parecen ser útiles para aumentar el sentido de sí mismo del niño y además tienen un efecto relajador, me parece natural que el masaje pueda beneficiar
enormemente a un niño hiperactivo. Recuerdo que cuando trataba de enseñar algo de lectura o aritmética a algún chico del curso de niños emocionalmente perturbados, con frecuencia me sentaba junto a él y
deslizaba suavemente mi mano de arriba hacia abajo por su espalda.

A los niños les encantaba que lo hiciera, y a menudo lo solicitaban, y sé que les ayudaba a sentarse quietos y concentrarse. Desde entonces he sugerido a los padres que den masajes a sus hijos. Hay muchos
libros con sencillas instrucciones para los legos. El masaje también es eficaz en niños que han experimentado algún trauma; el miedo y la angustia hacen que los músculos se contraigan, y el masaje puede relajarlos.
Mi otro enfoque para trabajar con niños hiperactivos es justamente lo contrario de dar actividades sedantes y puntuales. Si un niño está agitándose, yendo de una cosa a otra, etc., puedo observarlo hacer eso por un rato y después estimular esa conducta —incitarlo a que mire esto, mire aquello. Llamaré su atención a lo que está haciendo, en forma no enjuiciadora. Quiero que se fije en lo que está haciendo, para ayudarlo a darse cuenta de y quizás reconocer lo que hace. Cuando los niños se ven muy distraídos por objetos, sonidos, cuadros y luces, hacen muchas preguntas sin esperar respuestas o hablan incesantemente sin aguardar comentarios míos o de otros niños del grupo, significa que no se han involucrado ni hecho contacto con nadie o nada. Mirarán alguna cosa sin realmente percibirla antes de pasar a la siguiente.
Así que mientras observo esta conducta, hago algún comentario sobre cada objeto o le formulo una o dos preguntas sobre éste y después lo impulso a mirar otra cosa. Esto le permite seguir realizando lo que está haciendo y, al mismo tiempo, lo estimula a vivenciar más. Puedo decirle cuando va a tomar una vela: "Mira esa vela. ¿Qué ves? Palpa la cera. ¿Observas la parte anaranjada?". Después paso directamente a otra cosa cuando veo que su atención cambia. "¿Qué es ese ruido? Suena como si fuera una bomba de incendios". Quiero que este niño efectúe al menos algún reconocimiento de cada cosa que vivencia.
"¿Qué sientes en la pierna cuando la mueves de atrás para adelante como ahora?". O "Adivino que no quieres oír la respuesta a tu pregunta".

En las escuelas si los niños están ocupados en algo y escuchan ruidos afuera, por lo general se distraen mucho, asomándose a veces a las ventanas. La maestra usualmente dice: "Vuelvan a su trabajo. No se ocupen de eso". En mi opinión, eso es casi lo peor que se puede hacer. Para mí tiene mucho más sentido decir: "Bien, vamos todos a la ventana y veamos qué está sucediendo", mirar lo que sea, terminar con eso y después volver al trabajo interrumpido.

Una teoría en el trabajo con niños perturbables consiste en que es mejor mantener un ambiente neutro, entregando los menos estímulos posibles. Ya que yo misma nunca me he podido sentir cómoda en una
atmósfera así, mis espacios de trabajo y vida jamás encajaron en esta teoría. Me gusta rodearme de muchos colores y cosas para mirar y trabajar. Nunca he encontrado que ello constituya un problema ni con grupos ni con niños individuales, siempre y cuando yo estimule a los chicos a atender cada distracción y completarla. Creo que los niños necesitan aprender a lidiar con la vida que los rodea en la realidad. Aprenden rápidamente a enfrentar los estímulos cuando se les enseña a enfocarlos. Se dan mejor cuenta de las nuevas visiones y sonidos; sus facultades perceptivas se agudizan y esto puede fortalecer su capacidad para lidiar con su mundo.
Evitar los estímulos retirándolos o ignorándolos significa debilitar al niño e incluso puede empeorar su postura ante la vida. A un niño que le cuesta atrapar una pelota, evitará en lo posible quedar en posición de cogerla. Pero si es gentilmente animado a atraparla cuantas veces sea posible, su coordinación ojo-mano se puede fortalecer. (Tengo gran resentimiento con los profesores y entrenadores que escogen al mejor lanzador, por ejemplo, para arrojar una y otra vez la pelota en un partido de béisbol, sacando de la cancha a los demás
jugadores para que se deterioren). Cuando un niño advierte una nueva alhaja que estoy usando, un cuadro nuevo en la sala o un sonido que antes no existía, deseo estimular y aumentar su toma de conciencia, no
criticarla ni desanimarla.

Doy gran importancia a los métodos que entregan a los niños hiperactivos los medios para centrarse en ellos mismos. A medida que se agudiza su sentido del yo, pueden empezar a ejercer el control interno que con tanta frecuencia parece faltarles. En general prefiero una progresión desde actividades sensoriales y táctiles simples (arena, agua, arcilla, dáctilopintura) hacia actividades que exigen más movimiento.

Los ejercicios de respiración y relajación pueden ser el preludio para un movimiento corporal a mayor escala. Se habla mucho dedar a estos niños estructura y límites para su actividad, pero poco se ha dicho sobre darles las vías para crear y desarrollar sus propias estructuras internas. Los niños necesitan la oportunidad de elegir sus propias alternativas, de crear su propio control.
No estoy abogando por una total permisividad. Creo que es necesario establecer reglas para la seguridad del niño y mi propio confort. Rápidamente establezco los límites que necesito —tales como que la arcilla debe usarse sobre la tabla provista para tal efecto y no ser arrojada de un lado a otro de la sala. En realidad, rara vez necesito establecer tales reglas en mi oficina. Aunque usualmente no lo creamos, los niños tienen mucha más conciencia de lo que es apropiado hacer en un marco dado. Tal vez cuando optan por exceder los límites es porque sienten que eso es lo que los adultos de su mundo generalmente esperan de ellos. He usado mucho la carpintería con los niños. Esta es una excelente actividad aun para los niños más hiperactivos, la mayoría de los cuales jamás ha tenido la oportunidad de siquiera tener en sus manos un serrucho o un martillo, y mucho menos construir cosas con ellos. Hablamos un poco sobre cómo manipular las herramientas —cómo usarlas y no herirse con ellas. Les doy trozos de madera, martillos, clavos, serruchos, taladros y otros objetos potencialmente peligrosos.
Harán cosas maravillosas, experimentarán con nuevos métodos de hacer buques, cajas, aviones, etc., resolverán problemas, a veces pedirán ayuda, se ayudarán entre sí y compartirán las herramientas. Me siento incómoda con que los niños fabriquen flechas, rifles y pistolas, así que les pido que no los hagan, dejándoles claro que ello se debe a mi propia intranquilidad. Acatan sin problema lo que les solicito y prosiguen su trabajo contentos y agradecidos. Una vez un académico de la Universidad del Estado de California en Long Beach entró inesperadamente a la sala para observar a un profesor en práctica mientras estábamos "construyendo" (la palabra que usan los niños para esta actividad) y comentó: "¡Estos parecen niños normales y corrientes!".
De hecho, eran tal como el resto de nosotros. Uso ejemplos de cosas que he hecho en las escuelas porque quiero demostrar que estos métodos son eficaces aun bajo las circunstancias más difíciles. Los niños que están en cursos diferenciados han experimentado tantas derrotas, fracasos, vergüenza e ira en las escuelas,
que simplemente odian la atmósfera del plantel escolar. Se amedrentan con la sombra de las normas escolares, y aunque tal vez quieran sinceramente a su maestro y condiscípulos, el estigma de estar marcados y separados siempre está presente.

Al escribir esto, recuerdo varias pequeñas cosas que he hecho con niños hiperactivos para aliviar sus tensiones o aumentar su autoapoyo. Si en la escuela se nos invitaba a un acto en el auditorio (no siempre éramos convidados), yo les ordenaba a los niños que corrieran tan rápido como pudieran y me esperaran en un determinado lugar. Partían trotando (para envidia de los demás niños que marchaban en filas ordenadas) y luego me esperaban muy compuestos hasta que yo llegaba. Después de haber estado sentados en la sala de clases, el correr dejaba escapar parte de su energía acumulada y les permitía sentarse nuevamente durante algún tiempo en el auditorio.

No me agrada hacer que los niños se paren o caminen en fila militar y que con frecuencia tampoco puedan hablar. Cuando salíamos a dar un paseo, alentaba a los niños a caminar en cualquier agrupamiento
que les acomodara —de dos, tres o aun solos. Mientras esperaban fuera de la puerta de nuestra aula, se agrupaban en corrillos, sosteniendo interesantes conversaciones. Decirles que esperen en filas ordenadas, los niños a un lado y las chicas al otro, sin permitirles hablar, me parece ridículo y sólo aumenta la agitación, frustración y fricción. No me agrada pararme en silencio en una fila a esperar y nunca he visto una hilera de adultos en que se prohíba la conversación. Cuando es necesario ponerse en fila para esperar turno, como en la cafetería, los niños lo hacen con toda facilidad porque le encuentran sentido.

En la sala de clases teníamos períodos de tiempo en que esperábamos que todos estuvieran callados, ya que había gente que estaba estudiando o concentrada, y otros momentos en los que conversar era parte del curso natural de los eventos. A los niños les gusta conversar entre sí durante aquellas actividades donde no es esencial una silenciosa concentración, y estos niños necesitaban todas las oportunidades de interacción social que pudieran obtener. Algunas de las historias más creativas eran escritas en grupo por los niños —conversando, riendo, compartiendo entre sí lo que habían escrito, pidiendo ayuda cuando la necesitaban. Pienso que los maestros y otros que trabajan con grupos tienden a desalentar el ruido porque molesta a los adultos, porque temen haber perdido el control de los niños o porque pueden ser juzgados como incompetentes para mantener el control y la "disciplina" sobre los niños. Si el ruido se hace molesto para los adultos, 0 para algunos niños, esta preocupación debería ser compartida dentro del grupo. Los niños entonces pueden aquietarse por una razón legítima: "Esta bulla me está produciendo dolor de cabeza", y no por algunas razones erradas como: "Ustedes son unos niños malos y bulliciosos" o "Hacer ruido es malo". Pueden acordarse anticipadamente con los niños muchas señales para llamar la atención del grupo. Un mallete, una campanilla, un redoble de tambor, un timbre, un pestañeo de la luz —cualquiera de éstos funciona. A menudo los niños dan algunas ideas muy creativas para señales.

No debemos olvidar que los niños, incluso aquellos considerados hiperactivos, son personas como el resto de nosotros. Todos tenemos nuestros propios ritmos internos para hacer las cosas. Algunos somos rápidos y otros lentos. Cambiamos de una actividad a otra en formas diferentes, terminando una cosa a nuestra manera antes de empezar con otra. Al trabajar con cualquier grupo necesitamos saber que existirá una variedad de procesos de funcionamiento; los niños no son robots que se mueven en patrones sincronizados.

Finalmente, quiero enfatizar la profunda importancia de la elección. Todos los niños necesitan la experiencia de elegir; especialmente los niños hiperactivos necesitan la oportunidad de ejercitar su albedrío y juicio en forma positiva. Para elegir se requiere un sentido del yo; uno debe sintonizar sus funciones mentales y emocionales para tomar una decisión. El responsabilizarnos por nuestra elección es una experiencia de aprendizaje. En nuestro celo por crear límites, estructura, rutina y orden en la vida de los niños hiperactivos (y sé que precisan de todo esto), a menudo olvidamos darles suficiente experiencia con el proceso reforzador de elegir. He observado a los niños más inquietos y movedizos pararse largo tiempo frente al papel de construcción de diversos colores, eligiendo los tres colores que se les ha dicho que pueden escoger. A menudo les preocupa el que después puedan lamentar su elección, y preferirían que yo les pasara los tres colores para así tener a quien culpar si no resultan ser los adecuados.
Uno casi puede ver su cerebro moviéndose y revolviéndose dentro de su cabeza mientras contemplan las pilas de papeles, fortaleciéndose a través de este ejercicio. Aparentemente, las elecciones simples no son
con frecuencia fáciles para estos niños, pero creo que es esencial darles muchas oportunidades para tomar decisiones. Esta es una de las mejores formas de reforzar la individualidad del niño.

*La terapia E.M.D.R. no curará T.D.A.H. con origen biológico, afirma su creadora, la Dra. Francine Shapiro en una entrevista concedida al periódico New York Times en abril de 2012. Agrega que: “sin embargo, algunas veces los diagnostican erróneamente con T.D.A.H., pero el problema es realmente causado por recuerdos no procesados que producen síntomas que imitan aquellos de T.D.A.H. Por ejemplo, la inhabilidad para concentrarse, ansiedad, poca atención, híper-activación, nerviosismo, impulsividad y conductas impulsivas (acting out) también pueden ser síntomas de un evento traumático u otras “experiencias de vida adversas”. De igual manera un clínico capacitado en el uso de terapia E.M.D.R. debe de ser capaz de ayudar a determinar si se tratan de experiencias perturbadoras no procesadas. Estas experiencias pueden ser factores causales o contribuyentes.

Adicionalmente, aquellas personas que han sido diagnosticados correctamente con T.D.A.H. están expuestos a una variedad de experiencias que agravan el problema. Esto incluyen experiencias de fracaso en el colegio, rechazos, humillaciones y otros tipos de interacciones causadas por falta de atención, sobreactividad y déficits de control de impulsos que caracterizan este trastorno de conducta.
Estos sistemas de memoria no procesada también son la base de como los individuos con T.D.A.H forman y moldean su sentido de sí mismos. Pueden percibirse como no siendo lo suficientemente buenos o competentes o adecuados y pueden sufrir de sentimientos de vergüenza, ansiedad y depresión. Las redes de memoria que tienen dicha información, son la base para como perciben y
responden ante experiencias y retos presentes. Mientras continúan debilitándose ante sentimientos negativos, nuevas experiencias de fracaso se acumulan y siguen haciendo que las cosas empeoren. La terapia E.M.D.R. puede usarse para procesar recuerdos de experiencias negativas, que pueden ayudar a reducir los síntomas causados por la ansiedad y promover el desarrollo saludable sentido del sí mismo y competencia.

En resumen, la terapia E.M.D.R. ayuda a individuos con un mal diagnóstico de T.D.A.H. al tratar directamente los factores causales y procesar los recuerdos del trauma y la adversidad que están en el núcleo de los síntomas similares a los de T.D.A.H. Además, en el caso de T.D.A.H. con base biológica, la terapia E.M.D.R. puede usarse en conjunto con los tratamientos aceptados para tratar el T.D.A.H. ,
tratando los factores psicológicos contribuyentes que exacerban los síntomas”.


*Patricia Rómer terapeuta de EFT, dice que los niños son verdaderas esponjas a la hora de hacer EFT, suelen ser muy receptivos si sabes como aproximarte a ellos: aquí tienes algunas pautas generales que ella sueloe enseñar a los asistentes a sus cursos.
1) Lenguaje: Usa un lenguaje que ellos puedan entender, cuanto más simple mejor.
2) Escala de medición de emociones: A los más mayores tal vez les puedas decir que midan la intensidad de su emoción del uno al diez, a los niños más pequeños puedes usar la apertura de las manos como medida.
3) Frase de aceptación: la afirmación genérica “me acepto completa y profundamente” tiene poco valor en estos casos y generalmente se sustituye por:
• Soy un gran chico
• Mis padres me quieren
• Soy valiente
• Soy un chico estupendo, soy genial, me esfuerzo mucho…
4) Tappy Bear: Tappy Bear es un osito de peluche creado por Till Schilling que llevan 'botones' en los principales puntos de tapping, algunos niños le hacen tapping al osito y tiene el mismo efecto tranquilizante que si se lo hicieran a ellos.
5) Exagerar los movimientos: exagerar los movimientos suele hacer que conectes bien con ellos.
6) Entorno y respeto: el entorno debe ser agradable. Respeta los sentimientos del niño, aunque a ti pueda parecerte que su “problema” no es tal.
7) Enseña a los niños a hacer tapping y pídeles que lo hagan cuando lo necesiten.
8) Haz tapping sobre ti mismo, sobre tu manera de ver “el problema” de tu hijo.

Si se confirma el diagnóstico de TDAH hay que tener en cuenta
• La edad del niño para usar en principio EFT en él o en los padres, trabajando en sustitución.
• Grado de ansiedad y estrés de los padres ante la situación para valorar si se trabaja previamente en ellos. En este caso usar el protocolo de receta básica de acuerdo a la emoción predominante.
Abordaje de la terapia en tres áreas:
1. Emociones
• Identificación de la emoción
• Valorar su identidad
• Frase de preparación: aunque tengo esta (emoción)…
• Seguir la receta básica hasta llegar a cero.
• Identificación de otra emoción si la hubiera y repetir el proceso.
• Cuando ya no se manifiesta otra emoción trabajamos para implantar una emoción positiva para ello:
• Pregunta al niño cómo estaría bien, qué emoción le gustaría sentir en ese momento y le haces recurrir a algún incidente o situación en la que se sintió así.
• Se hace tapping con la emoción positiva elegida por el niño: elijo sentirme…
2. Conducta o comportamiento
• Este punto hace referencia a su forma de actuar, ten en cuenta si es agresivo, inquieto, hiperactivo, pasivo, insensible…se tratan estos aspectos como consecuencia de la emoción negativa (rabia, frustración, miedo, ira…) que están ancladas en el niño.
• La mayoría de ellos dan pistas al respecto cuando le preguntas ¿qué te pasa en el colegio?, sus respuestas son por lo general: no me concentro o no puedo quedarme quieto.
• Vuelve a aplicar la receta básica con la frase que te haya manifestado.
3. Creencias limitantes
• En este apartado el terapeuta debe emplear sus habilidades detectivescas. Las creencias limitantes se producen como una cascada por el efecto de la disminución de la autoestima del niño al sentirse segregado, disminuido, comparado con los demás.
• Se repite el proceso de la receta básica con la creencia limitante y se reemplaza por las creencias positivas opuestas.

Consejos complementarios a EFT:
• Alimentación basada en proteínas y carbohidratos de digestión lenta.
• Flores de Bach: preparados con
1. Clemátide para la falta de concentración
2. Verbena para la elevada excitación.
• Estudiar si el niño está en contacto con fuentes de radiación electromagnética:
1. Ordenadores en su habitación
2. Reloj de pulsera con batería sin aislante
3. Reloj despertador en la mesilla de noche
4. Televisor en su habitación
• Valorar el uso de otras terapias: Brain Gym (Gimnasia Cerebral).
• Es fundamental la integración y el acompañamiento de los padres en la terapia del niño.

Dice Don Blackerny:Es mi creencia, que los síntomas del comportamiento de TDA son impulsados por los altos niveles de emociones negativas, estrés y ansiedad. Muchas veces, cuando las emociones son liberadas con EFT (como es el caso que manejamos arriba), los síntomas del comportamiento TDA se van. Y si los síntomas no se van después de hacer tapping en las emociones que tienen, lo que hago es hacertapping en los mismos síntomas del comportamiento TDA que están presentes para ver si otra emoción surge. Los más comunes síntomas del comportamiento TDA son usualmente: hiperactividad, impulsividad, se distraen, desorganización y falta de memoria y/o procrastinación. Otros comportamientos pueden surgir, como hablar muy rápido o no hablar. (Recuerden: muchas veces el extremo opuesto de la hiperactividad es pasivo/apático y/o retirarse. Este comportamiento típicamente no mete al estudiante en apuros. De hecho, ellos son etiquetados como muy cooperativos en el salón de clases. Con todo, la agitación interna de estos estudiantes continúa siendo destructiva para su autoestima. Puede aparecer en cualquier lugar del espectro entre la hiperactividad y la pasividad. La persona pasiva tiene problemas comunicándose porque tiene problemas para encontrar las palabras para seguir el paso de las imágenes rápidas internas – así que no hablan mucho. Las personas hiperactivas hablan rápidamente y saltan de un tema a otro porque ELLOS ESTÁN TRATANDO DE SEGUIR EL PASO DE LAS IMÁGENES INTERNAS, lo que hace muy difícil entenderlos.) Así, si la persona es hiperactiva, primero hago la evaluación de intensidad y después la frase de preparación sería:
“A pesar de que soy hiperactivo ahora mismo, totalmente y completamente me acepto y me amo por quien verdaderamente y profundamente soy.”
“A pesar de que hablo muy rápido…”
“A pesar de que no me puedo quedar quieto…”
“A pesar de que ahora mismo quiero ver por la ventana…”
Si la persona es pasiva y no comunicativa:
“A pesar de que no puedo encontrar las palabras que necesito usar…”
“A pesar de que siento que mi cerebro está paralizado y no puedo hablar…”
Continuamos haciendo tapping hasta que bajan a 0 - 2 y después comienzo a preguntar por otros asuntos. Muchas veces emociones o creencias (las creencias las platicaremos más abajo) salen después. Después de la evaluación de intensidad, hagan tapping en ellas hasta que bajan hasta 0-2 en la escala de intensidad. Continúen este proceso hasta que hayan limpiado todos los asuntos que hayan salido desde el principio de los asuntos de “hiperactividad” o “pasividad”.
La estructura de cómo cambiar las creencias limitantes comienza con crear duda en la antigua creencia limitante y después introduciendo la nueva creencia y energetizándola. Las creencias se mantienen vigentes por su inversión emocional. Cuando usted tiene una creencia limitante que ha sido traída a usted por traumas y usted usa EFT en la creencia limitante, en efecto, libera la emoción negativa de la creencia limitante. Esto debilita la fortaleza de la creencia, la cual abre el camino para que entre la duda. Si usted inmediatamente hace que elijan una nueva creencia potenciadora y que la repitan mientras hacen la secuencia de EFT otra vez, usted está conectando las nuevas y positivas emociones a la nueva creencia – instalándolas. Si luego hace usted que visualicen las nuevas emociones en su cronología futura o que las integren a través de sus niveles lógicos, se reforzará la nueva creencia. La estrategia para cambiar las creencias limitantes respecto al TDA son las mismas que las listadas anteriormente con las emociones y los síntomas del comportamiento TDA. Saque la creencia limitante, evalúa la intensidad en la escala de 0 a 10, haga tapping con la frase de preparación, y luego hagatapping en la creencia limitante hasta bajar la intensidad a 0 - 2. Después verifique si alguna nueva creencia limitante, emoción negativa o asunto ha emergido a la superficie. Si así ha sido, repita el proceso para el nuevo asunto. Cuando no pueda encontrar más creencias limitantes, pregúnteles por algunas creencias potenciadoras que ellos preferirían tener y hagan tapping en ellas.
Algunos ejemplos de creencias limitantes que he encontrado en personas con síntomas de TDA son:
“No puedo controlar mi mente.”
“Mi mente no me dejará hacer eso (ejemplo sostener una imagen en la mente).”
“Soy un estúpido”.
“Tengo problemas de aprendizaje.”
“Soy raro y diferente de todos los demás”
“A nadie le gusto”.
“No puedo aprender nada.”
“Odio la escuela”
Algunos ejemplos de creencias potenciadoras son: (esto es usualmente después de que les he enseñado cómo controlar sus mentes y usar estrategias de aprendizaje).
“Sé que puedo aprender cualquier cosa”
“Estoy aprendiendo cómo ____________”
“Puedo ser el mejor estudiante en mi clase.”
“Ahora que sé cómo aprender, puedo aprender cualquier cosa en la escuela.”
“Ahora que sé cómo aprender, la escuela es divertida y fácil.”
“Mis maestros están esperando ayudarme.”
Obtener acceso a las creencias limitantes. Las creencias limitantes pueden ser sacadas de los siguientes pasos en el proceso de coaching:
1. El estudiante comparte un problema o algo que se les dificulte hacer.
2. Preguntar “¿Qué significa eso acerca de ti (u otros), el hecho de que tienes este asunto? Haga que abundan sobre el tema y que escuchen por cualquier creencia limitante que pueda estar insertada en su descripción o discusión que tiene que ver con su identidad (o la de otros). A este punto, la aplicación del Meta modelo de PNL puede ser muy útil.
3. Cuándo usted piense haber encontrado una creencia limitante, pregunte así, ¿Realmente piensas que esa creencia (indique la creencia muy resumidamente) es verdadera? ¿Realmente lo crees en lo profundo de tu ser?”
4. Si la respuesta es no, repita el paso 2 y pide aclaración o pregunte por lo que ellos realmente creen. Si la respuesta es sí, y si ellos se ven congruentes, haga el cambio de creencia con EFT.


GUÍAS PSICOLÓGICAS -Y MÁS ALLÁ DE LO PSICOLÓGICO- SOBRE LA HIPERACTIVIDAD

-Louise Hay, en su libro “Sana tu cuerpo”, menciona que, en la hiperactividad, la causa probable es: Temor. Sensación de estar presionado y frenético. Y el nuevo modelo mental: Estoy a salvo. Todas las presiones se disuelven. Soy capaz y valgo.

-Jacques Martel, en su libro “El Gran Diccionario de las Dolencias y las Enfermedades” menciona que:
La hiperactividad se vuelve a encontrar frecuentemente en los niños cuyas actividades son intensas y constantes. Está bien hacer la distinción entre un comportamiento dinámico e hiperactivo. Si soy un niño hiperactivo, tengo un comportamiento turbulento y molesto, incluso extraño. Es el modo habitual que tengo de ignorar las situaciones y las circunstancias alrededor mío volviéndome tan implicado en lo que hago que no debo poner la atención en “mi” realidad inmediata, quizás porque esta realidad no es alentadora ni me sostiene. Es un modo de rebelarme contra las circunstancias y los sentimientos que no se expresan sino que son más sentidos (como los miedos hacia los padres y las inhibiciones). Sabemos que la hiperactividad está causada por los aditivos artificiales: el exceso de azúcar, los colorantes y la comida chatarra (fastfood). El alimento de este tipo suele ser el símbolo del padre que intenta colmar el amor del cual pueda yo carecer. Por ejemplo: me da chocolate cuando más necesitaría un abrazo.

Cuando soy un niño hiperactivo, suele ser porque necesito estar más centrado en mi yo interior y mi corazón. Como padre o madre, antes de poner a mi hijo bajo medicación, más valdría intentar tratamientos que actúan en el plano energético como por ejemplo la relajación, la acupuntura, la homeopatía, etc. Puede ser que el niño sea hiperactivo porque está en resonancia o si se quiere, en contacto interior con lo que se llama nuestro niño interno (el niño interno del padre) el cual vive una gran tensión o una gran inseguridad. ¿Si nosotros – mismos como padres, no estamos energéticamente centrados, cómo pedir a nuestra hijo que lo esté? Convendría mejor que me asuma primero, para mí mismo y el bienestar de mi hijo.

La agitación es un estado que me alcanzará si soy una persona muy nerviosa pero que consigue sin embargo canalizar sus energías lo mejor que puede! Está próxima a un estado de emergencia, un proceso de exteriorización de las emociones, generalmente un grito de alarma para revelar a los demás cómo me siento interiormente: cogido, desconfiado, miedoso en ciertas situaciones, emprendedor pero generalmente poco hábil y sobre todo muy molesto para la gente que me rodea! Si estoy muy agitado físicamente e interiormente, puedo vivir una forma de desequilibrio porque tengo dificultad en mantenerme “centrado” (estable y anclado) sobre mí – mismo; utilizo pues este estado inconscientemente porque necesito aumentar mi confianza en mí, probarme que puedo tener éxito, atrayendo la atención: “Mírenme, vean!” Mantengo la calma, comunico verbalmente mis sentimientos y mis necesidades y todo irá por lo mejor.


BIODESCODIFICACIÓN

-Salomon Sellam, reconocido biodescodificador (para mayor información ver el especial sobre Biodescofificación aquí:   ) menciona que descubrió el “síndrome del yacente”, o “síndrome de Gisand”, porque en Francia “gisand” es alguien que está extendido, representado con las manos apoyadas o cruzadas sobre el pecho o a lo largo del cuerpo, que representa un muerto y, sobre todo, los reyes de Francia, que llamamos “gisands”. Al lado de Paris tenemos la basílica de Saint Denis donde están todos los yacentes de los reyes de Francia.

Sellam, señala que el yacente es una persona viva que sustituye a un muerto familiar, cuando su fecha de nacimiento se corresponde con la fecha de fallecimiento o de nacimiento del muerto, también, cuando la fecha de concepción (9 meses antes de nacer) del vivo se corresponde con la fecha del muerto. Aquí las frases claves son “sustituyo al muerto” y el “duelo bloqueado en la tristeza”, entenderéis la lógica de todos los síntomas.

Existe la forma clásica, el yacente que no se mueve. Pero hay otra forma clínica que llama el yacente que se mueve mucho, se mueve sin parar, se mueve de una forma anormal.
Relata el francés Salomon Sellam, en un taller dirigido a alumnos de Biodescodificación en España: “Ahora hablaremos de los Hiperactivos. ¿Tienen niños hiperactivos? Les cuento la historia de un niño hiperactivo que se ha curado muy deprisa y que después se ha agravado, pero mejoró más del 50% en relación con el principio.
Daba una conferencia en Paris sobre el yaciente, y unos día más tarde en esta conferencia, un Sr. Me dice: “me gustaría hablarle de mi hija, ella tiene 8 años y es el infierno. Nunca hemos podido tener una noche completa, nunca ha podido dormir de un tirón. Todo el día está activa, por la mañana, por la tarde, por la noche, siempre, cuando ha hablado del yaciente yo me he dicho, bueno a ver si hay algo aquí, porque lo han hecho todo, psiquiatría, Getalina, nada funciona”.
Este Sr. es piloto y su esposa es azafata. Están fatigados y para dormir tienen que estar separados, pues el se ha de ir al hotel para poder dormir y poder descansar…
Vamos a buscar esto y caemos sobre tres hechos:
• En el lado paternal, es un niño que se murió ahogado en agua hirviendo. Entonces no había máquinas de lavar la ropa, habría un caldero grande de agua hirviendo para poder lavar,… el abuelo estaba de espaldas, se gira, y la niña pequeñita estaba detrás, la niña cae en el caldero, escaldada. Imagínense por un momento, en el lado de la niña, ¿entenderéis el porque la hiperactividad?… poneros en un segundo en el lugar de la niña.
• En el lado materno, lo mismo que hemos visto antes, dos niños fueron quemados dentro de la cocina, estaban jugando en la cocina, han puesto fuego, y se han quemado, pero poneros en el lugar de los niños… y se entiende porque el niño siempre se está moviendo constantemente. Porque la hiperactividad es también una manera de debatirse, es como si hiciera una mímica del niño quemándose.
Cuando hemos trabajado sobre esto, hemos trabajado únicamente el intelecto y de forma intelectual, y como veréis esto es muy fuerte y he preferido enviarla a un colega que entiende mucho más de todo esto, yo hubiese podido hacerlo, pero preferí que lo tratase el que entiende más, no quería tocar esto, ya que el tiene todo lo que hace falta.
Estaba en Suiza, lo llamo y lo pongo en antecedentes y me dice vale lo seguimos hace una primera consulta, y en la primera consulta la chica sanó, y pudo dormir, los padres no lo podían creer, la primera vez que dormía toda una noche completa, esto duró un mes, después se agravó, volvió a moverse… Hicieron otra consulta y ahora tiene un 50% de mejora de media, no está mal, pero ya no los he vuelto a ver, a nivel teórico hemos encontrado tres, pero yo pienso que debe haber algo más.
Es una constante terapéutica: hay gente que se cura enseguida el yaciente, y cuando no cura, es porque hay otro detrás, sino, un tercero,… hay que buscar. Yo al principio buscaba solo uno y me parecía suficiente. Y la gente me decía: “bueno, lo hemos encontrado, pero, no me hace nada”. Entonces yo busqué y encontré lo siguiente…
Voy a seguir con la hiperactividad para que sea más completo para los niños, muchas veces para la hiperactividad no son yacientes, son memorias de incestos… ¿por qué?... porque el niño se mueve mucho, por lo tanto no se le puede agarrar, tiene una memoria de incesto,… de violación o algo así.
Tiene esta memoria, para evitar que lo cojan y lo violan, pues se mueven muchísimo, y entonces porque les digo esto,… pues porque con esta base, he podido curar a alguna persona, si algún día tengo una pista seria para proponerles, os lo diré también. Esto es en cuanto a los niños.
Pero también tenemos hiperactividad en los adultos, no es enfermizo, no se considera como una enfermedad, pero son gente que no paran de trabajar, siempre están fuera, siempre están moviéndose, hacen footing, trabajan de la noche a la mañana, se mueven muchísimo, es lo mismo.
Pero esto está más admitido, alguien que trabaja mucho es más admitido que un niño que se mueve constantemente. Pero es la misma temática. Para mí, cuando me dicen: “trabajo mucho”, le voy a decir mis sentimientos. Tenemos necesidad de trabajar para mantenernos, y de una manera general tenemos que trabajar 8h. Al día, con eso tenemos suficiente para mantenernos y comer. Cuando se coge pasión, se puede trabajar más horas, pero hay un límite. El límite es simple de entender, es la vida del clan, la vida de la familia. A partir del momento en que se desequilibra la familia, es que hemos tocado el límite.
Si no consagro un mínimo de tiempo a mi familia, eso quiere decir que he sobrepasado esos límites. No tengo unos límites personales para vosotros, sois vosotros los que debéis establecer y buscar esos límites.
Tenéis que buscarlos, con gente que trabaja mucho, o que hace mucho deporte, si nos ausentamos un mes, no es grave, pero si nos ausentamos un mes, cada mes y medio, perdemos el papel en la familia, en la gruta. Aquí está el límite. Por lo tanto la hiperactividad clásica en el niño, o bien la hiperactividad laboral o de las actividades, es otra posibilidad de incesto.

Una niña de reemplazo, por lo tanto no puede estar inmóvil, y es por eso que siempre se está moviendo,¿ lo entendéis?, porque si no se mueve, aumentará el dolor de la madre. en algún lugar está en conexión con los muertos, con su hermana
La primera categoría de nombres, se da el mismo nombre que el muerto, esto es el más fácil, si el anterior se llama Roberto, y si es una hija la llamaremos Roberta, es fácil esto, como Vincent van Gogh I, y Vincent van Gogh II.
Los ángeles son los niños que han muerto, pero no han tenido tiempo de bendecirlos, no han recibido el bautizo, se fueron muy rápido, y como no sabíamos si iban hacer tonterías o buenas acciones, no sabemos si van al infierno o al paraíso y es por eso que los ángeles están siempre entre el inferno y el paraíso, siempre están en las nubes y el papel de los ángeles, es tomar información del cielo, de avisar a la gente de la Tierra, tomar información de la Tierra para advertir a la gente de arriba, por eso los ángeles están subiendo y bajando constantemente.
Y ¿Cómo hacemos para hacer un ángel?, tomáis cualquier nombre y le ponéis un "el" al final por ejemplo tomar Enrique y ponéis Enriquel y es un ángel, por ejemplo, Rafael, Miguel, etc. pero no vais a decir en seguida que está reemplazando un muerto, tenéis que mirar el contexto, y algunas veces con el ángel, podemos ser dirigidos sobre una pista del yaciente, a través del ángel. Para mayor informaciòn sobre la Biodescodificación: http://www.bernal27.blogspot.mx/2012/07/biodescodificacion.html


CONCLUSIÓN
La enfermedad mental es una compleja interacción entre los genes que heredamos y el ambiente que experimentamos”. Nicholas Caddrok
Mi hijo Maximiliano ha tenido complicaciones para aprender, para adquirir disciplina y para que su maestra lo entienda a fondo, él se caracteriza por ser distraído, inquieto, aislado, incansable, explorador, indisciplinado, irreverente, desobediente, no se alimenta bien, fue bebé prematuro que nació al octavo mes de embarazo y con el cordón umbilical enredado en su pie izquierdo, su padre (yo) provengo de una familia donde quien me antecedió y quien nació después murieron (uno en aborto espontáneo a los 2 ó 3 meses de embarazo, y la otra a los pocos días de nacida), además de que un hermano de mi padre murió a los 6 años de edad, y de lo cual él se ha sentido culpable buena parte de su vida.
Le facilité ejercicios de gimnasia cerebral, tapping EFT, música EMDR, reforzamiento de conductas adecuadas con ganancia de monedas, costo de respuesta (respuestas inadecuadas le costaban que le quitara la posibilidad de ver televisión, computadora o algún juguete). Por lo que fue necesario canalizarlo a la Maestra Natividad Santana, Licda. Master y Terapeuta en PNL Avanzada, avalada por John Grinder y Richard Bandler. Con todo lo anterior, aunque más con ella, el niño ha mostrado avances rápidos, sintiéndose más confiado, respetado, disciplinado y libre después de 9 sesiones, algunas grupales y otras individuales.  

Enric Corbera, en su libro “El Observador en Bioneuroemoción”, cita que: «Los descubrimientos expuestos en la literatura elaborada por expertos a lo largo de décadas establecen, más allá de toda duda, que los padres ejercen una influencia abrumadora sobre los atributos físicos y mentales de los hijos durante su desarrollo.». (Verny y Kelly citados por Bruce Lipton en La biología de la creencia, Editorial Palmyra, 2007, pág. 212). Y siguen: «Esta influencia no es tras el nacimiento, sino antes de que los niños nazcan». Nathanielsz dice: «Cada vez son más las pruebas que demuestran que las condiciones del útero tienen tanta importancia como los genes a la hora de determinar cuál será el desarrollo mental y físico durante la vida. “Miopía genética” es el término que mejor describe la extendida idea actual de que nuestra salud y nuestro destino están regula-dos únicamente por los genes» (Bruce Lipton, La biología de la creencia, Editorial Palmyra, 2007, pág. 213).

El autor de este artículo divulgatorio opina que en un principio se opte por métodos naturales, alternativos o que no impliquen riesgos para los niños, es decir, no sugiero el medicamento controlado, por lo menos no como primera opción, sino que éste sería la última opción.
A final de cuentas, más allá de las reflexiones y corazonadas, experiencias y opiniones, cada quien decidirá con qué enfoque o enfoques tratar la hiperactividad y/o déficit de atención de sus hij@s.

*DESCARGA aquí paquete de archivos con extractos de textos de Hiperactividad con/sin desatención y: Constelaciones Familiares, Gimnasia Cerebral, Polémica sobre el medicamento Ritalín, Terapia Gestalt, EMDR, EFT, DSM-IV, entre otros, que amplían o profundizan lo abordado en este artículo:



FUENTES DE INFORMACIÓN:

-Arthur L. Robin, Ph.D. Wayne State University, Detroit, MI. “Interviniendo adolescentes con TDAH  en las escuelas”. Traducción voluntaria realizada por la Lic. Lisa Warn
Bandler, Richard (1988). “Use su Cabeza para Variar. Sub-modalidades en Programación Neurolingüística ”. Chile: Cuatro Vientos y Cosmovisión, p. 114
-“Biodescodificación”. 4º seminario, Salomón Sellam. 27/03/09 España
-Carabaña, Carlos. “El lado oscuro de la mente”. Artículo divulgatorio en la Revista ‘Quo’, Especial Tu máquina perfecta. México: octubre-diciembre 2013, pp. 98-104
-“Causas y soluciones al trastorno de hiperactividad con déficit de atención”, en: http://www.cuquialcocer.com/causas-y-soluciones-al-trastorno-de-hiperactividad-con-deficit-de-atencion-thda/
-Dennison, Paul y Dennison, Gail (2000). “Brain Gym. Aprendizaje de todo el cerebro”. Ed. Robin Book
-Díaz Atienza, Joaquín. “Manual Hiperactividad Infantil”. Asociación Andaluza de Psiquiatría y Psicología Infanto-Juvenil, año s/d
-Domínguez Martínez, Adolfo (año s/d). “Rebirthing. Técnicas de respiración”. Libsa: España, p. 53
- Don Blackerny.Sugerencias y estrategias para usar EFT con el Trastorno de Déficit de Atención (TDA)”    http://www.eftmx.com/newsletter/add-blackerby-eft-sp.html
-“El Mandala en la terapia individual y grupal como herramienta para el darse cuenta”.             terapiaconlaura@gmail.com
- Entrevista a la Dra. Francine Shapiro en el periódico ‘New York Times’ del 16 de marzo al 10 de abril del 2012, versión original en inglés: http://consults.blogs.nytimes.com/2012/03/16/expert-answers-on-e-m-d-r/
-Entrevista al Dr. En Psicología Clínica Thomas Brown, referencia s/d
-Escala de Autoreporte de Síntomas de TDAH en Adultos(ASRS-v1.1)  desarrollada en conjunto con el World Health Organization (WHO), Lenard Adler, MD y cols.
-Garber, Elba, “El niño hiperactivo”, en: http://www.mantra.com.ar/contconducta/hiperactividad.html
-González, José Gregorio. “Niños Hiperactivos: ponga un animal tranquilo en su vida”. Artículo divulgatorio en la Revista ‘Más Allá de la Ciencia’, año s/d, España, p. 62
-“Guía para la Atención Educativa del Alumnado con TDAH”(2004). Servicio de Programas Educativos y Atención a la Diversidad. Con la colaboración de: Asociación CALMA (Asociación para la atención de personas que presentan Trastornos con Déficit de Atención por Hiperactividad). Edita: Consejería de Educación, Ciencia y Tecnología Dirección General de Formación Profesional y Promoción Educativa
-“Guía didáctica Transtornos del comportamiento”. Edita: Servicio de Promoción de la Salud de la Dirección General de Salud Pública Servicio Canario de la Salud. Gobierno de Canarias. Año 2010, autores: Rodríguez Hernández Pedro Javier y cols.
-Hay, Louis (1992). “Sana tu Cuerpo. Las causas mentales de la enfermedad física y la forma metafísica de superarlas”. España: Urano
-Helen P Bressler .“Un niño de 7 años aprende EFT y apacigua su propio Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad”  http://www.eftmx.com/newsletter/adhd-helen-sp.html
-Hellinger, Bert (2006). “Después del conflicto, la paz”. Alma Lepik: Argentina, pp. 60-69
-Hellinger, Bert  y Prekop, Jirina (2004). “Si supieran cuánto los amo”. Herder: México, pp. 227-256
-Hellinger, Bert (2006). “Órdenes de la Ayuda. Un libro didáctico”. Alma Lepik: Argentina, pp. 94-96
-Ibarra, Luz María (2005). “Círculos Mágicos centran la atención en niños Hiperactivos. Niveles 1, 2 y 3”. Garnik: México
-Ibarra, Luz María (2005). “Aprende  mejor  con Gimnasia Cerebral”.  Garnik: México
-Icke, David. “Hijos de Matrix”, Ed. Obelisco (España, 2010), pp. 514-516
-‘La Educación Prohibida’. Miguel Pedrero. Artículo divulgatorio en la Revista ‘Año Cero’, número 10-279. España (octubre 2013)
-López Ramírez, María del Carmen (2009). “Intervención psicopedagógica para el trastorno con déficit de atención con hiperactividad”. Tesina para obtener la licenciatura en Psicología Educativa, en la Universidad Pedagógica Nacional
-Manual Estadístico y de Diagnóstico de los Transtornos Mentales DSM-IV. México: Masson
-Marra Valle Gloria. “Efectividad de EMDR en Desórdenes de atención con / sin hiperactividad 
http://www.emdr.org.ar/efectividad/desordenes.php
-Martel, Jacques. “El Gran Diccionario de las Dolencias y las Enfermedades”. Editions Quintessence. Francia.
-“Memorias Transgeneracionales”. Curso Dr. Salomón Sellam - Del 6 al 8/abril 2010 - En Sant Cugat (Barcelona)
-“Niños hiperactivos, alimentación y consejos”, en: http://hermandadblanca.org/2011/06/12/ninos-hiperactivos-alimentacion-y-consejos/
-Oaklander, Violet (2001).“Ventanas a nuestros niños. Terapia Gestáltico a niños y adolescentes”.
Cuatro Vientos: Chile, pp. 221-230
-Rangel Araiza, José Francisco. “El trastorno por déficit de atención con y sin hiperactividad (TDA/H) y la violencia: Revisión de la bibliografía”. Artículo publicado en: Salud Mental 2014;37:75-82
- Rómer, Patricia. “Maravillas de un minuto con niños… y casos algo más complejos (incluye Protocolo de EFT para niños con TDAH)” http://www.eftmx.com/newsletter/maravillas-de-un-minuto-con-ni.html
-Santana Ochoa, Ma. Natividad (2014). “Taller con Programación  Neurolingüística para Niños”.
-Santodomingo, Rodrigo. “Meditación Trascendental en la escuela”. Artículo divulgatorio en la Revista ‘Más Allá de la Ciencia’, año s/d, España, pp. 55-58
-Shapiro, Francine (2004). “EMDR. Desensibilización y procesamiento por movimientos oculares”, Pax: México, pp. 285-286
-Sin Fronteras: Cambios y Esperanzas para los que viven con TDAH. Un Cuestionario Internacional. Resultados en México” (2004). Federación Mundial de la Salud Mental junto con el Dr. Russ Barkley y los laboratorios Lilly
-Székely, Ágata. “Confesiones de una pequeña mente distraída”. Reportaje en la Revista ‘El Consumidor’ No. 388, junio 2009, México, pp. 62-69
-“¿Tendrá TDAH? Estrategias para profesores de alumnos con Trastornos con Déficit de Atención por Hiperactividad”. México: Grupo de Expertos Nacionales  para el estudio del TDAH y el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, www.tdah.org.mx
-Ulsamer, Bertold (2004). “Sin raíces no hay alas. La técnica de Bert Hellinger”. Luciérnaga: España, pp. 27-33




VIDEOS HIPERACTIVIDAD: Videos de Revista ‘El Consumidor’:

1 comentario:

Eduardo Pedraza dijo...

Muchas gracias!!! tremenda publicacion!!!!