20 octubre 2012

LA MUERTE. REFLEXIONES Y RECUERDOS




La muerte…la vida…y en medio mi ser…

Me tocó existir entre dos muertos, es decir, antes y después de mí hubo dos abortos de mi madre. Me dice que una era niña de algunos meses de embarazo, y el otro una vida que apenas llevaba dos meses gestándose.
Sobre esto, recuerdo que en un Diplomado de Constelaciones Familiares participé en varias constelaciones (algunas como representante, en otras como consultante), y en una ocasión expuse lo de los dos abortos que me flanqueaban. Esa vez salió a relucir que eso estaba relacionado –en parte- con la depresión y algunas ideaciones suicidas que llegué a padecer en mi juventud. Entonces reconocí a mi hermana y hermano, les di su lugar, y los honré, entendí mi posición de nacimiento se recorría un lugar, del segundo al tercero. Luego mi padre confesaría que tuvo una hija antes de nuestra familia, la cual permanecía excluida en un secreto familiar. Se desplazó más entonces mi lugar, del tercero al cuarto lugar, sin medalla egoica. 

¿Sirvió de algo esa constelación o las demás que realicé? A más de 6 años de distancia creo y siento que sí. Como simultáneamente estaba acudiendo a una Maestría de Terapia Gestalt en INTEGRO Colima-Guadalajara, pues también ahí recibí regalos de condiciones para facilitarme transformaciones y movimientos de energías interiores que removieron mi alma y mis sentimientos, mejorando grandemente mi relación con mi padre, mi madre, mi pareja, mis hijos, y con mis pacientes.

Algunos acusan a las Constelaciones Familiares y Movimientos del Alma de ser sesiones de espiritismo. No es así. El manejo de energías desconocidas se presta a interpretaciones multicolores, por eso hay que recurrir a los fundamentos teóricos de su creador, Bert Hellinger, y nos daremos cuenta que no es espiritismo, no es una secta, no es barato ni fácil especializarse en ese tema, y el propio Hellinger ha mencionado que la teoría que más se acerca a explicar los fenómenos que ocurren en las constelaciones familiares es la de los campos morfogenéticos de Rupert Sheldrake, explicada en su libro “Una nueva ciencia de la vida”, aparecido a principios de la década de 1990, el cual ha generado polémica entre los científicos.

Yo creo que crecí en un Campo morfogenético familiar que me ayudó a ser lo que soy, y que con mis acciones posteriores colaboré a enriquecer espiritual e intelectualmente a dicho Campo.
Hace casi diez años estuve como ayudante y observador en varias sesiones donde se canalizaban espíritus de fallecidos para que éstos curasen y/o aconsejasen a los pacientes que acudían aquejados de enfermedades diversas. Estas sesiones podrían clasificarse como espiritistas, aunque no de la forma tradicional que se conoce. Los fenómenos que vi ahí los describí en mi artículo “Psicología de las curaciones por la fe”: http://es.scribd.com/doc/56435765/Psicologia-de-las-Curaciones-por-la-Fe

Actualmente, considero que es peligroso para el médium entregar su mente a un espíritu, porque no se sabe a ciencia cierta qué tipo de entidad es la que entrará a su cuerpo-mente. Es algo muy parecido a los que juegan a la ouija, abren puertas dimensionales donde corren peligro, con consecuencias negativas (ataques, engaños, psicosis, etc.) ya conocidas en muchos casos. El mismo peligro tienen los “chamanes” improvisados  o los que buscan contactos con extraterrestres, si no están realmente preparados. No estoy excluyendo o satanizando estos caminos, solamente señalo que considero que son peligrosos. Yo no me expondría como médium ni como chamán, y para contactar extraterrestres tendría que saber diferenciar ante qué entidad estoy, “buena” o “mala”, con todo lo relativo que conllevan los términos. Cada quien se arriesga en deportes extremos, innovaciones, exploraciones, y dicen que: ‘el que no arriesga no gana’, aunque a veces el que arriesga pierde. Y quien se arriesgue tiene que estar seguro de lo que invoca, haciéndose responsable de las consecuencias, buenas o malas.
Ya he “muerto” en juegos, en imaginaciones pesimistas, en sueños y, sin embargo, aquí estoy hoy, viendo tantas tumbas indefinibles, tantas cruces y lápidas, así como fotos de personajes que admiro, como Fritz Perls, padre de la Terapia Gestalt:

Fritz asesinó al ‘pero’
clavándole la ‘y’ aquí y ahora,
ya no es el ‘aquí pero ahora’

Moderó una pelea de canes,
eterna y para trascenderla,
entre piruetas de yoyos,
sus yoes y los yoes de otros,
dejó perlas en medio de dos sillas.

La Parca del páncreas se lo llevó,
su ‘fantasma’ ronda a varios terapeutas,
quienes lo presienten en una silla vacía,
y desde ahí no habla porque no le interesa
ni el espiritismo ni los trucos espectaculares.

Se convirtió en referencia histórica en la terapia,
disfrutó, discutió, integró, trascendió, existió con éxito,
experimentó, in 1970 exit al rip
dicen que con Fritz había fricción,
acción y mensajes existenciales,
personales, cada corazón en su ostión,
cada personalidad resonando entre cuerpos
percibiendo la figura del ego
fotografiada por el terapeuta-fotógrafo,
fenómeno luego movido a su polaridad,
removido entre tripas para transformarlo.

La mascota de Frederick era su perro under-dog,
sus instrumentos eran sus ojos y su voz,
aplausos a la luz de su lámpara que nos guía,
halagos al trabajador y a su obra,
admiro su legado, no sus egos lejanos,
su tarro ha sido multiplicado y sumado,
en este se han reciclado nuestras basuras
para obtener células vivas de paz.

*Otro personaje que admiro es Samael Aun Weor, fallecido en 1977, y a quien desde hace 5 años sigo su obra con su Movimiento Gnóstico:

 Érase una vez
hace 60 otoños de años
era el nacimiento
del gran avatar
de la Era de Acuario
que deslumbró en aquella realidad
con flama que aún veo

Se expresó el verbo de Dios
Aun Weor
señalado por el dedo de la humanidad
él, Samael, quien ama a todo aquél
verbos en textos
presentes eternos en todos contextos

Prolífico y mundial, pacífico,
desde Colombia cambia su color
Víctor Manuel en la piel
da paso al Real Ser
a partir del 53 él es Samael

Su legado y su ejemplo
su gnosis y trascendencia
está aquí en esta descendencia
en recurrencias
y en el respirar con conciencia
el logos de Marte al amarte

27 de octubre
aquí y ahora
ayer, hoy y siempre
con él en la lengua
vigilante del intelecto que mengua
en cada sintonía de energía
equilibrando los centros
con las olas de impresiones a transformar
del sabor, del calor y la comunicación

Entre pensamientos y sentimientos
aprendiendo en cada momento
encomendando esta noche
al maestro con el cual camino
siguiendo sus señales y orientaciones

Queremos ser integrales
en centros y periferias
en comida, gnosis y praxis 
el maestro Samael está entre líneas
podría estar en tu meditación
cuando nuestros párpados caen humildes
y tal vez invisible en este momento
a nuestro lado escuchando este acto
y en los futuros siempre orientado hacia el sol.

Por el asunto de la muerte he reído con los chistes que se hacen de ella, me he preocupado de la posibilidad de que me toque algún día. La he visto en dulces azucarados, en artesanías, caricaturas y hasta adorada por algunos.
Con la muerte siento a veces un nudo en la garganta, por las imágenes de ejecutados y moribundos, reflexiono sobre los desastres naturales, las tragedias familiares de los que han fallecido en mi árbol genealógico.
Sobre la muerte escribo esto, sabiendo ya que desde que nací está a mi izquierda, mientras yo continúo caminando hacia la Vida, hacia la derecha, hacia el presente y el futuro.

A mis 40 años de edad deseo vivir 100 años ó más, para experimentar, aportar y recibir de este planeta. Y mira que estoy convencido que en el lado de la muerte seguiré existiendo, aunque no sé dónde, aunque me queda claro que en mejores condiciones. Yo propongo y Dios dispone.


*Este 30 de octubre de 2013, la psicoterapia grupal dedicada a la conmemoración de la muerte (por el día de muertos) que realicé en la Institución donde laboro (una cárcel) consistió, primeramente, en que los presos expresaran sus ideas y sentimientos sobre la muerte, experiencias cercanas a la muerte y/o fallecimientos de seres queridos. Esto para ir procesando rapport, sensibilizarlos y saturarlos intelectualmente. Luego, cada uno de los participantes se taparon los ojos amarrándose un paliacate y se colocaron frente a la pared, esto para lograr concentración y enfocamiento en su imaginación y sensaciones corporales, guiados por mí en una visualización donde imaginaron atrás de ellos a sus familiares (árbol genealógico), enfatizando en esta ocasión a los ya fallecidos, y que de estos buscaran a una persona que les proporcionara fuerza, protección y sabiduría, reconocieran, honraran y agradecieran a dicha persona muerta. En este punto, se giraban para estar frente a dicha persona, la cual estaba representada en una calaverita de azúcar que colocaron en un cojín, con el nombre, apodo o tipo de familiar que eligieron. Entonces, se les guió a que fueran comiendo la calaverita, a su propio ritmo, sintiendo y agradeciendo, para que fueran incorporando e integrando lo que ese fallecido les proporcionó (fuerza, sabiduría, protección, bendición, consejos, etc.) así como asumir compromisos con ese muerto para retribuir lo que les fue dado (algunos se comprometieron a orar, ofrendar coronas, visitar tumba, construirle un altar, entre otros compromisos).

Después, otra vez con los ojos tapados con paliacate, los guié en una visualización donde a su lado izquierdo aparecía representada La Muerte, y a su lado derecho aparecía representada La Vida, el participante dialogaba con cada una y después observaba que se iban acercando entre sí, hasta que se fundían entre sí, y que pusiera atención en todo este proceso, en lo que veía y en lo que sentía. Minutos después, les guié a que fantasearan que a su lado izquierdo aparecía su madre, y a su lado derecho su padre, igual que lo anterior, se les brindó la posibilidad y tiempo de que dialogaran, observaran y sintieran, para terminar esta parte en que ambos progenitores (biológicos) se acercaban y se abrazaban, y que el preso tenía la libertad de decidir participar o no en ese abrazo. Las dos anteriores actividades tendientes a que integraran polaridades. Y obviamente, acompañé a cada participante, de manera individual cuando intuía que era necesario, por las reacciones, posturas o sentimientos manifestados, incluyendo tapping EMDR en hombros o rodillas en algunos para que reprocesaran lo que les estaba provocando sufrimiento o enojo.



En la etapa final, se brindó un espacio y tiempo para comentarios, resignificaciones y experiencias sentidas durante las actividades. Algunos lloraron o se sensibilizaron por tener familiares fallecidos recientemente, expresaron sus sentimientos, y resignificaron su relación con ellos, agradeciendo por haber tenido una oportunidad como ésta para experimentar algo que era necesario desahogar y quedar más tranquilos. Y se les invitó a dar seguimiento individual en otra ocasión a quien lo deseara.



________   ______________    __________   _______


*El brujo Don Juan le decía Carlos Castaneda que la Muerte se sitúa a la izquierda de cada persona. También, le aseguraba: "Nuestra muerte espera y este mismo acto que estamos realizando ahora puede muy bien ser nuestra última batalla sobre la tierra (...) La llamo batalla porque es una lucha. La mayoría de la gente pasa de acto en acto sin luchar ni pensar. Un cazador, al contrario, evalúa cada acto; y como tiene un conocimiento íntimo de su muerte, procede con juicio, como si cada acto fuera su última batalla. Sólo un imbécil dejaría de notar la ventaja que un cazador tiene sobre sus semejantes. Un cazador da a su última batalla el respeto que se merece. Es natural que su último acto sobre la tierra sea lo mejor de sí mismo. Así es placentero. Le quita el filo al temor."

Y proyectivamente en el lado izquierdo está el pasado, los muertos, lo que fue, la madre, la receptividad.  Y algunos dirán que ahí está su adorada Santa Muerte, arquetipo femenino de lo divino, equivalente a lo que otros prefieren llamarle, adornar y adorar como Vírgenes, Santas y diosas, con una visión matriarcal.

En este momento recuerdo algunos casos psicoterapéuticos de varones que son o fueron adoradores de la Santa Muerte. Teniendo ellos como punto en común rencor o conflictos con su padre, y rechazo a Dios (arquetipo masculino).  Una vez que asistieron a varias sesiones grupales e individuales, algunos de ellos se reconciliaron con Dios después de haberse reconciliado con sus respectivos padres.

Otro caso interesante es de un adulto de 22 años que adoraba a la Santa Muerte. Lo curioso es que este individuo estaba conflictuado con su madre desde que era niño. Después de varias sesiones psicoterapéuticas se dio cuenta que se refugió en el culto a la Santa Muerte porque ahí estaba buscando realmente a su madre.

A diario existe muerte en nosotros los humanos. Se nos mueren células, cabellos, sentimientos y pedacitos de piel.  Intentamos suicidarnos los egos, para renacer en plenitud y mayor apertura de conciencia. Morimos al dormir, soñando que vivimos, despertando para volver a este mundo a regenerarnos, con oportunidades en cada acto, cada pensamiento, cada sentimiento y en cada omisión.

A diario convivimos con la muerte, desde niños hemos sido asesinos de plantas o animalitos, por Inconciencia o inmadurez, ignorancia o negligencia. Hemos comido seres vegetales y animales, para sobrevivir y evitar la muerte. 

En una ocasión, hace 4 años, estando en sesión psicoterapéutica grupal en una cárcel, un participante propuso una actividad que la llamó ‘Levantar al muerto’. Consistió en que una persona se acuesta boca arriba y con los ojos cerrados en el centro del espacio terapéutico. 6 voluntarios (3 a cada lado del acostado, luego la meta es levantarlo con 2 voluntarios a cada lado) introducen los dedos anular e índice de la mano (los dos siguientes al dedo ‘gordo’) debajo del acostado y entonces a coro y con seguridad afirman dos o tres veces cada frase: “Aquí hay un muerto, tan firme como una roca, tan duro como una piedra, tan ligero como una pluma. Levantémoslo”. Y al terminar la frase intentan levantarlo, y espectacularmente se nota al primer o segundo intento que lo consiguen levantar. Naturalmente, se les pidió concentración, intención y seguridad en realizar esta acción. Se logra levantar a la persona quizá por sugestión, fuerza mental, o por lo que sea, lo importante es que en las ocasiones que he facilitado este ejercicio varios participantes se sorprenden del poder de la mente, otros se motivan para intentar retos complicados en sus vidas.

Durante una clase de Maestría en Terapia Gestalt en INTEGRO, en Guadalajara, el Maestro Fernando González nos facilitó una actividad donde se eligió a una persona que había fallecido (me tocó  a mí representar al fallecido) y a los demás los fue sensibilizando y guiando hacia sentimientos de tristeza, mientras yo permanecía inmóvil, acostado boca arriba y con las manos al pecho, al centro del espacio, conforme pasaron los minutos, comencé a escuchar algunos sollozos y lamentos, según supe después, también se acercaron a mí para tocarme y mirarme de cerca. En la retroalimentación algunos expusieron su proyección, recordando la persona fallecida que les hizo figura, algunos mencionaron un padre, otros una madre, un hermano, un abuelo, entre otros. 

Aunque Fritz Perls no advirtió ni coqueteó con asuntos paranormales, y además de que no tengo temor del juicio de mis colegas les confieso que cuando he facilitado el ejercicio de la silla vacía gestáltica a personas que dialogan con un fallecido ha habido  algunas ocasiones en que he escuchado ruidos extraños, los pacientes sienten la presencia del fallecido de una manera que parece ir más allá de la pura sugestión, es decir, como si la energía de ese muerto está presente en ese momento. No quiero asociarlo con espiritismo o fantasmas, simplemente pareciera que este ejercicio conecta al paciente con energías externas más profundas y trascendentes de lo que supuso Fritz Perls.

Algo similar ocurre en las Constelaciones Familiares y Movimientos del Espíritu, donde se mueven energías con resultados asombrosos. Y aunque Bert Hellinger ha sido precavido en no darle una interpretación paranormal, y tomando reservada distancia de las interpretaciones chamánicas.








*Para estas fechas me pareció interesante resumir cómo se representa a La Muerte en el Tarot de Marsella, basándome en los libros "La Vía del Tarot" de Alejandro Jodorowsky; y "Tarot y Constelaciones Familiares" de Daniel Rodés y Encarna Sánchez.



y verlo online aquí:

Tarot y Muerte_BERNAL27 by bernal27







UNA VENTANA AL CIELO

Una tarde la enfermedad a mi amado llegó
Y pareciera que todo a oscuras quedó
Éramos dos muertos vivos cuando la
Muerte aún no llegaba

Hasta que pensé que si oscuridad había,
La luz por algún lado entraría.
Que si la muerte existía,
La vida en algún lado estaría.

Fue difícil darle la mano
Caminar juntos entre espinas y flores
A veces sentirlo tan cerca y otras tan lejano
Traspasar los límites del sufrimiento humano

Así, con aquel inmenso dolor abrí una ventana
Y por ella su espíritu al cielo voló,
En estrella radiante se convirtió
Y otra forma de vida encontró.

Desde entonces, no hay estrella sin ventana
Ni ventana sin estrella.
Él fue y es mi estrella, desde el día que emprendió el vuelo,
Y yo fui y soy, su ventana al cielo.
María Cristina Tena Campero


UN NUEVO ENCUENTRO ESTAMOS VIVIENDO

Esta noche al cielo miré
y entre tantas estrellas por fin te encontré
luz de esperanza llenas de vida
Después de no sentir nada tras tu partida

Te apagas y te enciendes como sonriendo
por este nuevo encuentro que estamos viviendo
un nuevo aire estoy respirando
¡ Y hasta los grillos están cantando ¡

Te cuento mis penas, mis alegrías,
hablo contigo y tú te estás riendo
mira si nos estamos reconociendo
y es que, un nuevo encuentro estamos viviendo

Hoy te disfruto a cada minuto
amo tu risa y tu andar ligero
tus travesuras y tu mirar quieto
¡ hoy me cautivas mi amante inquieto ¡

María Cristina Tena Campero
Del libro: “Una Ventana al Cielo. Una luz en el acompañamiento del enfermo terminal”. México (2000) Impresora Gospa


                   MORIR

Es dormir
con voluntad o sin ella
despertando en otro lugar
con otra misión
mientras los vivos lloran
añoran al fallecido
vehículo carnoso se engusana
el alma viaja sana.

En esta realidad
materia es la sustancia
mente es el puente
entre cuerpo y espíritu
el otro lado yace latente
y si no fuera así
nadie estaría allá para refutarlo
sin dolor ni moral
trascendiendo lo terrenal y lo físico

Aquí seremos más que una anécdota
allá transformada mi energía
aquí el fin temporal de un ciclo
aquí es terminar
allá es empezar
es un pestañeo
en la escalera cósmica
no sé si es cuestión de suerte
tengo derecho a una misión
derecho a esperar nueva luz
a contar lo que aprendí
lo que enseñé y prometí

La muerte es una vereda
de cambio y se hereda
transición oscura en túnel
al fondo la luz del nuevo tren
que anuncia un día de sol rojo
¿Quién teme morir durante una carcajada?

Al fallecer dormí una siesta
continúo trabajando allá no acá
puliendo mi espíritu
en otro punto del universo
aún en la mirada del Supremo
en la curiosidad de seres superiores
en la ignorancia de soberbios
en la intuición de algunos similares
entenderme no es casualidad
gracias por sincronizar.


BERNAL27




*Descarga aquí paquete de libros sobre la muerte:
 https://mega.nz/#!gLxmFKhB!DVaA9Gca0STVbomshted67k7Kxea9FStHX__wKaLykw
 














1 comentario:

GERENCIA Y EDUCACION DE ADULTOS UNESR dijo...

Hola apreciado Bernal, gracias por este texto, sobre la muerte muy interesante, gracias infinitas también por tu obra al disponer para todos , estos materiales integradores y que efectivamente tocan nuestra alma

saludos desde Venezuela

que tengas un feliz fin de año junto a tus familiares

estoy contigo, no estas solo

Merly Ramirez