27 setiembre 2013

EXÁMENES DE CONTROL Y CONFIANZA

Los llamados exámenes de control y confianza son instrumentos que, en la República Mexicana, desde finales del siglo pasado están utilizando instancias gubernamentales y empresas para contratar personal, además de que desde hace unos pocos años (2010) también los están usando como filtros para la contratación, permanencia o la baja de agentes de corporaciones de seguridad pública y de diversos funcionarios de los gobiernos  federal, estatal y municipal.
Dichos exámenes consisten en un estudio socioeconómico y una batería de pruebas psicométricas, físicas, toxicológicas, y poligráficas o de detección de mentiras.

OBSERVACIÓN CONSTANTE
Antes que nada el aspirante es observado desde que llega al lugar donde fue citado (una Institución o una casa acondicionada para los exámenes). Observado constantemente por las miradas físicas de trabajadores que están en ese lugar y también por cámaras de video que están colocadas en lugares estratégicos para vigilarte dentro y fuera del recinto. Y no te extrañes que hasta en el baño haya alguna, porque en ese lugar algunos aprovechan para drogarse, fumar, consumir pastillas, masturbarse, hacer gestos insultantes, esconder algún papel, entre otras cosas, así que cuidado con lo que haces ahí. Investigarán lo que consumas de alimentos, si te fumas algún cigarro o consumes alguna pastilla aunque tú creas que nadie te ve, si toleras frustraciones al esperar muchos minutos en ‘tiempos muertos’, y cuando según ellos te dejan solo en una habitación.

RECOLECCIÓN DE DATOS Y FIRMA DEL CONTRATO
Te preguntarán datos generales para armar tus antecedentes y corroborarlos con los documentos que previamente les diste. Luego, te darán un documento que fungirá como contrato donde constará que, si lo firmas, estarás autorizándoles a que te hagan esos exámenes de control y confianza, con la libertad de negarte a realizarlos en cualquier momento. Sí, se está entre la espada y la pared, porque si necesitas ingresar o permanecer en el trabajo de tu interés, entonces aunque no estuvieras de acuerdo en esos exámenes pues al firmar estás legalmente aceptando su procedimiento y resultado.

ESTUDIO SOCIOECONÓMICO
Se trata de preguntas referentes a conocer las condiciones sociales, familiares, de pareja, personales y económicas del aspirante. Información que será tomada en cuenta en entrevistas psicológicas y tal vez en el test poligráfico, para detectar incongruencias o aspectos de su personalidad que serán relevantes para ir definiendo su perfil de esta. Últimamente están acudiendo a tomar fotografías del lugar donde radica el evaluado.

ENTREVISTA PSICOLÓGICA
No es una entrevista común. No es un encuentro para hacer amigos. En cierta manera hay un trato que va de lo tibio a lo frío. Unos custodios me decían que les recordaba al trato que ellos dan en algunos momentos a los presuntos delincuentes. Es una entrevista de presión, dura, incisiva, un combate entre dos, el que intenta indagar y el que intenta defenderse. Se observa atentamente tu lenguaje corporal y tu lenguaje paraverbal (las características de la voz). Se da en varios momentos y a través de varios aplicadores. En ocasiones dura dos minutos, y en otras ocasiones y etapas dura más de una hora. Los entrevistadores suelen fijarse en las siguientes señales que están (según las investigaciones de Paul Ekman) probablemente asociadas a mentiras: sonrisas asimétricas, parpadeo incontrolado, cejas en forma de v invertida, expresiones faciales que duran más de cinco o diez segundos, incongruencia en el acompañamiento de los gestos a las palabras, control excesivo de los gestos, contracción o dilatación de las pupilas, ruborización y palidez extrema.
Como estrategias algunos aplicadores usan la presión verbal, la intimidación a través de amenazas directas o indirectas, golpes a una mesa, retos, aparente indiferencia, intentos de negociaciones, mentiras y exageraciones para confundir al entrevistado, así como el uso de palabras insultantes y altisonantes. No exagero, esto es lo que han informado varios entrevistados, no quiere decir que suceda en todas las ocasiones y tampoco quiere decir que sea lo ideal. Retomaré esto en la sección de críticas y propuestas.

El entrevistador psicólogo ya suele tener pocos e insuficientes antecedentes del entrevistado (laborales, currículum vitae y/o biográficos) y aún así realizará preguntas sobre aspectos trascendentes del entrevistado, para conocer la manera en que éste se adapta, resuelve conflictos, tolera frustraciones, es creativo o conformista, respeta o se rebela, entre otros factores.  Intentará detectarte algún dato o característica de personalidad de tu historia de vida que les parezca inconsistente con el perfil de puesto que están buscando, según les han ordenado sus superiores.
Aquí será muy relevante la observación que hagan de tu lenguaje no verbal y paraverbal. Por lenguaje no verbal me refiero a lo que tu cuerpo manifiesta en actitudes, posturas, movimientos de manos y pies, lo que transmite tu mirada, en fin, para mayor información de esto te recomiendo la lectura de mi artículo “Detección de mentiras en el paciente”, el cual puedes leer aquí: http://es.scribd.com/doc/96035021/Deteccion-de-Mentiras-en-el-paciente

Además de que en Internet se ofrecen multitud de libros sobre el lenguaje corporal o no verbal.
El lenguaje paraverbal es el que matiza la que dice la voz, en cuanto a tono, énfasis, lapsus linguae,  etcétera.
He sabido de situaciones variadas durante entrevistas psicológicas de este tipo:
-Una entrevistadora cuyo escote era una casi segura prueba de tentación para la concentración del entrevistado.
-Una entrevistadora fría como el hielo y que en ocasiones respondía que no le creía al entrevistado, por lo que lo obligaba a repetirle una o dos veces ciertas informaciones.
-Un entrevistador que intenta presionar al entrevistado mostrándose incrédulo, indiferente y hasta confrontativo para observar hasta dónde llega la tolerancia a la frustración de éste.

EXÁMENES FÍSICO Y TOXICOLÓGICO
Como requisito los hombres deben tener una estatura mínima de 1.60 metros, mientras que a las mujeres se les exige tener por lo menos una estatura de 1.55 metros.
La edad máxima requerida para ambos sexos  es de 35 años cumplidos en el año que se realizan los exámenes de control y confianza.
Cada persona debe llevar un comprobante que reporte si presenta obesidad, sobrepeso o peso acorde a su edad. La fórmula toma en cuenta la edad, el índice de grasa y el índice de masa corporal que miden básculas especialmente preparadas para eso, como algunas que se encuentran en centros comerciales.
También, se investiga si el aspirante padece alguna enfermedad contagiosa, crónica o de riesgo para el trabajo que pretende laborar. Se les indica que realicen varias veces e ejercicio físico conocido como sentadillas, para observar si hubiera alguna incapacidad o lesión ósea, muscular o de cualquier tipo y analizar la gravedad de la misma.
El anti-doping o prueba anti dopaje está diseñado para testear (probar) si la muestra de orina de la persona analizada arroja un resultado positivo o negativo respecto a una sustancia que el mecanismo tiene la capacidad de detectar, hay algunos que detectan más sustancias (drogas o sustancias prohibidas) que otros; los más sofisticados y completos son los que maneja el Comité Olímpico Internacional. Para la toma de muestra de la orina se vigila estrictamente y de cerca que esta no sea alterada por el aspirante.

PRUEBAS PSICOMÉTRICAS:
Son pruebas psicológicas que con base a investigaciones y fundamentos que a pesar de haber sido diseñadas hace varias décadas, han demostrado confiabilidad y validez para detectar, medir y diagnosticar los elementos para lo cual fueron creadas, midiendo e indicando categorías psicológicas. Suelen abarcar las áreas de habilidad mental, personalidad y dibujos proyectivos.

*Habilidad mental:
Este examen de habilidad mental, entendida como capacidad de aprendizaje, al calificarlo permite comparar la composición del grupo evaluado, en cuanto a resultados bajos y altos.
Contiene ítems que miden información o conocimientos generales adquiridos, comprensión de vocabulario, razonamiento verbal, razonamiento lógico y razonamiento numérico.
Tip para contestarlo: Contestar la totalidad del examen, incluso aunque las últimas preguntas las contestes al azar.

*Personalidad:
Para medir la personalidad, en este país y en cuanto a la batería de los exámenes de control y confianza, se aplica el Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota (MMPI-2), estandarizado en México. Contiene 567 reactivos. Este test aún conserva su estatus como el principal instrumento para la evaluación de la psicopatología de la adultez, por el enorme volumen de investigación (más de 10 mil estudios) a lo largo de más de 50 años, con altos niveles de confiabilidad.
El señor Sundberg, nos resume las escalas más relevantes que mide este Inventario (los reactivos son simulados para ejemplificar, y no son los originales):
-Mentira: Reactivos de informe de sí mismo demasiado bueno, tales como, “sonrío a todas las personas que me encuentro”. (Verdadero).
-Frecuencia: Reactivos que se responden en la dirección calificada por parte del 10 por ciento o menos de las personas normales, tales como, “existe una confabulación internacional en mi contra”. (Verdadero).
-Corrección: Reactivos que reflejan una posición a la defensiva al admitir los problemas, tales como, “me siento mal cuando otros me critican”. (Falso).
-Hipocondriasis: Reactivos que se derivan de pacientes que muestran una preocupación anormal por las funciones corporales, tales como, “varias veces a la semana, padezco dolores en el pecho”. (Verdadero).
-Depresión: Reactivos que se derivan de pacientes neuróticos que utilizan síntomas físicos o mentales como forma de evitar inconscientemente los conflictos y responsabilidades difíciles, tales como, “con frecuencia, mi corazón bombea tan fuerte que puedo sentirlo”. (Verdadero).
-Desviación psicópata: Reactivos de pacientes que muestran interés repetido y flagrante por las costumbres sociales, falta de profundidad emocional e incapacidad para aprender de las experiencias de castigo, tales como, “con frecuencia, los demás critican mis actividades e intereses”. (Verdadero).
-Masculinidad-Feminidad: Reactivos de pacientes que muestran homoerotismo y reactivos que diferencian entre hombres y mujeres, tales como, “me gusta arreglar las flores”. (Verdadero).
-Paranoia: Reactivos de pacientes que muestran suspicacia anormal e ilusiones de grandeza o persecución, tales como, “hay personas malignas que tratan de influenciar mi mente”. (Verdadero).
-Obsesión-compulsión: Reactivos con base en pacientes neuróticos que muestran obsesiones, compulsiones, temores anormales y culpabilidad e indecisión, tales como, “guardo casi todo lo que compro, incluso cuando no lo encuentro útil”. (Verdadero).
-Esquizofrenia: Reactivos de pacientes que muestran pensamientos o comportamientos extraños o poco comunes, quienes con frecuencia están aislados y experimentan alucinaciones e ilusiones, tales como, “los objetos a mi alrededor no parecen reales”. (Verdadero). Y “me hace sentir incómodo tener gente cerca de mí”. (Verdadero).
-Hipomanía: Reactivos de pacientes que se caracterizan por su excitación emocional, demasiada actividad y vuelo de ideas, tales como, “en ocasiones, me siento muy elevado o muy bajo sin ninguna razón aparente”. (Verdadero).
-Introversión social: Reactivos de personas que muestran timidez, poco interés en la gente e inseguridad, tales como, “paso los mejores momentos de mi vida en las fiestas”. (Falso).
La calificación alta en cualquiera de dichas escalas no necesariamente significa sintomatología psiquiátrica, ya que se tiene que correlacionar con las demás escalas para obtener un perfil.
El MMPI-2 contiene algunas preguntas que inician con “No”, “nadie”, “raras veces” o “nunca”, lo que genera confusión en varias personas, y esto se explica porque una parte de nuestra mente (el inconsciente) no reconoce esas palabras, ante lo cual se recomienda traducirla e manera contraria, por ejemplo, si la frase fuera: “nunca he sentido dolores que no me permitan trabajar”, se traduciría como: “siempre he sentido dolores que sí me permiten trabajar”, o sea, dos palabras negativas (nunca y no) se traducen como afirmativas (siempre y sí). Cuando la frase o pregunta inicie con la palabra “No”, se sugiere preguntarse mentalmente “¿es verdadero que yo NO…?
Existen frases que se repiten varias veces, con el mismo significado pero con diferentes palabras, esto para detectar inconsistencias e incongruencias, lo mismo cabe esperar en el puñado de frases relativas a los temas de religión, preferencia sexual, sociabilidad, problemas estomacales, temperatura corporal y comunicación.
Algunas preguntas van enfocadas en detectar salud mental, desde la perspectiva oficial de la Ciencia, es decir, que en este test está mal visto y hasta te pueden tachar de loco si aceptas haber visto fantasmas u Ovnis, así que ten cuidado en lo que respondes. Por ejemplo, aunque yo creo y he visto más de 30 veces Ovnis y fantasmas pues en esta prueba no afirmaré esto porque me crucificarían y me calificarían como chiflado.
En resumen, para contestar este test la fórmula que sugiero para la respuesta adecuada es= (suficiente honestidad personal) + (lo que se considera oficialmente sano o trasfondo psicológico) + (perfil esperado del puesto).
Finalmente, este test se puede invalidar por contestar con demasiadas mentiras o respuestas increíbles.

*Dibujos proyectivos:
Son un complemento al MMPI-2 para detectar la personalidad de las personas.
Pues resulta que proyectas tu personalidad en lo que dibujas, hablas o haces. Tus gustos, elecciones o cosas favoritas gritan lo que eres. Te proyectas en la manera que juegas, cómo te comportas al hacer deporte, cómo estudias y cómo trabajas.
Los dibujos proyectivos, con fundamentos psicoanalíticos, detectan principalmente rasgos o elementos de agresividad, ansiedad, sexualidad, impulsos, actitudes hacia las figuras masculina-femenina y paterna-materna, emotividad, psicosis, neurosis, introversión-extroversión, etcétera.
En general, se evalúan aspectos significativos de tamaño, simetría, omisiones, borraduras, ubicación espacial, explicaciones e historias sobre lo dibujado, actitudes del dibujante y de la persona dibujada, etcétera. En específico, en Internet existe abundante información sobre estos tests, que aquí no se dará.



*EL POLÍGRAFO O DETECTOR MENTIRAS
En 1917 W. Marston consideró que la presión sanguínea sistólica se elevaría de manera gradual si la persona examinada intentaba engañar al examinador. El polígrafo moderno es más complejo que el procedimiento rudimentario de Marston, nace a finales de la década de 1930. Es un brazalete para medir la frecuencia de la presión arterial, un monitor de frecuencia cardiaca, un aro flexible alrededor del pecho para registrar la respiración y conductos eléctricos en los dedos para detectar los cambios en actividad eléctrica de la piel, donde incluso un ligero incremento en la humedad debida a la transpiración es detectada por un par de electrodos.

La palabra polígrafo refleja 4 variables en forma de gráficas, y se traduce de modo literal como “muchas escrituras”, porque son respuestas fisiológicas que se presentan en un conjunto de líneas fluctuantes dibujadas en tinta sobre un rollo de papel en movimiento continuo. La justificación para el empleo del polígrafo como detector de mentiras se deriva de la observación de que muchas personas reaccionan con un aumento en la excitación fisiológica cuando dicen una mentira. Al menos en teoría, las respuestas veraces se acompañan de líneas relativamente planas, mientras que se supone que una mentira causa fluctuaciones significativas y factibles de detección en frecuencia cardiaca, transpiración y quizás también en otras medidas. Así, un procedimiento común en la prueba del polígrafo consiste en comparar las respuestas a una pregunta neutra o control (“¿hoy es jueves?”) con respuestas a una pregunta relacionada (“¿robó usted al banco el pasado viernes?”).


El polígrafo no “suena” al momento de decir una supuesta mentira; es un examinador quien debe interpretar el patrón de respuestas fisiológicas. En esto reside una de las limitaciones sustanciales de dicho instrumento: se requiere de una gran preparación para poder interpretar cuáles “señales” son significativas y cuáles no.

Los defensores del polígrafo afirman que:
1.- el sustrato bioquímico de las emociones se encuentra correlacionado de forma directa con la reactividad corporal;
2.-que la linealidad estímulo → pensamiento → emoción → adecuación anatomofisiológica → respuesta es un ciclo que inalterablemente se presenta en cualquier proceso conductual humano;
3.-que es posible medir las reacciones corporales de las emociones; y que
4.-para cada estado emocional, existe un espectro psicofisiológico bien definido ligado a la actividad emotiva del sujeto.
De estas cuatro afirmaciones, las tres últimas no han podido demostrarse mediante el uso del método científico y la última es demostrablemente incorrecta.

¿Cuáles son las reacciones fisiológicas que mide el polígrafo con sus sensores?

-La respiración: medida por dos tubos de goma llenos de aire: uno situado en el pecho y otro en el abdomen (diafragma). Estos tubos, llamados neumógrafos, controlan la entrada (inhalación) y salida (exhalación) de aire en la cavidad torácica.
-Presión sanguínea/Pulsaciones por minuto: frecuencias medidas por un manguito colocado en el brazo izquierdo desnudo, para registrar las palpitaciones del corazón. Mide la tensión alta (hipertensión) o baja (hipotensión) que tiene la sangre de las arterias. En este rubro se supone que una medida significativamente alta o baja respecto a lo obtenido en la fase de control llevará a una interpretación de que el individuo examinado probablemente esté mintiendo.
-Ritmo cardiaco: Para conocer el valor de estas frecuencias se coloca un sensor en forma de cinta alrededor del tronco, a la altura del corazón.
-La resistencia galvánica de la piel: Esto, que puede sonar extraño, se refiere simplemente a la sudoración de la piel y la conductividad eléctrica de esta y de los músculos. Para medirla, se colocan unos sensores en las yemas de los dedos de la mano derecha, soliendo ser los dedos índice y el anular, o el anular y el dedo corazón.

La psicofisiología forense, en la que se inscribe el polígrafo, lícitamente la utiliza la psicología forense, como una de las técnicas de experticia de evaluación psicológica experta, aunque no todos los poligrafistas son psicólogos, ni todos los psicólogos forenses son poligrafistas. La psicología forense es un área de experticia usada como auxiliar de la justicia, para aportar medios de conocimiento orientadores, no necesariamente vinculantes. Es una sub área de especialización de la psicología jurídica, que comprende la realización de evaluaciones psicológicas, realizadas por solicitud de autoridades competentes (administrativas, policivas, judiciales, entre otras), para aportar información especializada, específica y veraz a través de un dictamen, que se puede convertir en un medio probatorio para orientar la toma de decisiones judiciales. Ha desarrollado diversas técnicas, que incluyen formatos de preguntas y forma de calificación, como la Zona Comparación Utah, que incluye en el formato preguntas relevantes, comparativas, neutrales introductorias y relevantes de sacrificio.

Existen cientos de investigaciones relacionadas con el polígrafo, existiendo polémica por los resultados, en algunos casos satisfactorios y en otros casos insatisfactorios, ya que las tasas de error y acierto son variables, por ejemplo, el rango de aciertos en los expertos estudiados va del 75% al 96%, habiendo inconsistencias por las variables físicas y psicológicas de los evaluados y por las variables de preparación e interpretación que presentan los “expertos” poligrafistas. Y cuando un poligrafista nos quiere vender la idea de que el polígrafo tiene una confiabilidad del 98% eso no es verdad, simplemente se refiere a pocos estudios que arrojaron ese resultado, y solamente cuando se investigó a expertos en el uso del polígrafo; pero en honor de la verdad y de la imparcialidad se tendría que aceptar que aún existe polémica y desacuerdos por haber investigaciones a favor y otras en contra de este instrumento.

Es imposible saber qué piensa la persona, pero los poligrafistas creen poder medir la reacción corporal que un sujeto muestra ante la presentación de un tema. La evidencia forense en la prueba de polígrafo, pues, sería la medida de la reacción fisiológica correspondiente de eventos comparados en la memoria del sujeto y la emisión de respuestas específicas.
En algunos países de América Latina el Polígrafo es utilizado como prueba judicial, tal es el caso de Guatemala y Panamá. En Estados Unidos el Polígrafo se admite como prueba judicial bajo estipulación; es decir mediante acuerdo entre el fiscal y el defensor en varios estados.
El éxito del examen poligráfico se basa en el trabajo amistoso. Si el entrevistado no está dispuesto a cooperar, no se le puede realizar el examen. No se puede someter físicamente a alguien, sentarlo, ponerle sensores y esperar que, además, proporcione respuestas contra su voluntad. Por eso esas entrevistas tardan varias horas.
En la aplicación del polígrafo se debe tener cuidado de:
La tasa cardiaca: tener elevadas pulsaciones en un momento dado puede deberse a sentimientos tan dispares como la ira, la tristeza, la alegría o el miedo. Sólo preguntando al sujeto podemos intuir a medias qué es lo que puede haber producido esa súbita elevación en las pulsaciones. Por eso la máquina de la verdad no es fiable: nuestra reacción a una pregunta puede deberse a que esta es ofensiva, o que es demasiado arriesgado, o sencillamente tememos meter la pata. La ansiedad por ejecución que se experimenta en un contexto de peritaje forense es sin duda elevada: en ese caso, a pesar de tener líneas de base en los registros, no podemos saber a ciencia cierta qué es lo que mueve el brazo metálico del polígrafo.
El error de Otelo: Da origen a errores de incredulidad, en el que se incurre cuando se pasa por alto que una persona veraz puede presentar el aspecto de una persona mentirosa si está sometida a tensión. Un individuo sincero tal vez tema que no le crean, y ese temor puede confundirse con el recelo a ser detectado que es propio de un mentiroso. Hay sujetos con grandes sentimientos de culpa sin resolver acerca de cuestiones, que salen a la superficie toda vez que alguien sospecha que cometieron una falta, y éstos sentimientos de culpa pueden confundirse con los que siente el mentiroso por el engaño en que está incurriendo. Por otra parte, los individuos sinceros quizá sientan desprecio por quienes los acusan falsamente, o entusiasmo frente al desafío que implica probar el error de sus acusadores, o placer anticipado por la venganza que se tomarán: y los signos de todos estos sentimientos pueden llegar a asemejarse al “deleite por embaucar” tan propio de algunos mentirosos.
Riesgo de Brokaw: Errores de interpretación por no tener en cuenta las diferencias individuales en la conducta emocional. Ya que se necesita saber si un probable signo de mentira (investigado) es o no una característica permanente en el individuo. Los riesgos de Brokaw son los errores por incredulidad ante la verdad (“falsa alarma”), y los errores por credulidad ante la mentira (“extravío”); éstos últimos se producen a raíz de que ciertas personas no se equivocan nunca al mentir, lo cual aplica a psicópatas, mentirosos naturales, así como a quienes emplean técnicas teatrales.
Si eres demasiado estricto puede que obtengas demasiados falsos positivos y si eres demasiado permisivo demasiados falsos negativos, es decir, más que en el aparato, el problema está en la manera de usar el aparato. Según un estudio de la National Academy of Sciences de EEUU el polígrafo en sí es preciso, entre el 85 y el 89% de fiabilidad (solamente superada por la prueba de ADN). Sin embargo, ese mismo estudio señala que para realizar investigaciones criminales o recabar pruebas concluyentes el polígrafo no acaba de ser adecuado pues pese a la fiabilidad tiene un margen de error demasiado grande, un intervalo de confianza demasiado amplio.
El físico y profesor de la Universidad de Maryland Robert Lee Park comentó una vez irónicamente: “El polígrafo descubre incrementos abruptos en el ritmo cardiaco, la presión sanguínea y la sudoración. Por lo tanto, esta máquina es un detector muy fiable de orgasmos. Pero, ¿detecta mentiras?. Sólo si uno está fingiendo un orgasmo”.

LOS QUE ENGAÑAN AL POLÍGRAFO
A los niños, psicópatas y psicóticos no se les puede aplicar el polígrafo, porque sus resultados no serían nada confiables, por la frecuencia  y manera (consciente o inconsciente) de decir mentiras. Y a las personas “normales” para engañar al polígrafo les basta con apretar los dedos de los pies fuertemente contra el suelo o concentrarse en realizar operaciones matemáticas complejas, con lo cual tus niveles de tensión y nervios serían tan altos siempre que eclipsarías la prueba. Luego está por otro lado su lamentable uso en programas de televisión, donde por supuesto, la charlatanería insulsa y un mínimo de rigor científico están totalmente fuera de lugar.
También existen por Internet consejos para pasar la prueba. Todo se reduce a mantener las constantes inmutables durante toda la prueba, evitando así las fluctuaciones que evidenciarían la mentira.
Tres ejemplos para evadir los sentidos del polígrafo serían: El uso de sedantes. Morderse la lengua o el labio. La más curiosa: introducir una tachuela en el zapato para clavársela en el pie cada vez que una pregunta es formulada. De ese modo, el dolor producido por la chincheta en nuestro pie hará que la reacción a todas las respuestas sea idéntica.
Hay quien simula una tranquilidad inexistente consumiendo ansiolíticos como el 'valium', mientras que otros logran engañar al aparato simplemente pensando en situaciones que les resulten estresantes sin importar la pregunta, de modo que el aparato siempre registre los mismos niveles de excitación. Morderse la lengua en cada pregunta o pellizcarse el muslo son también efectivos.
Si la persona examinada se mueve, tose, estornuda o respira profundamente a voluntad esto distorsiona los resultados y no permiten sacar conclusiones válidas.
Espías cubanos tenían la técnica de morderse la lengua o pisar una tachuela con el pie, esto en la fase de control del polígrafo, para que la máquina estableciera reacción emotiva intensa que luego sería congruente con las reacciones emocionales de la siguiente fase del polígrafo.
Otros usan la técnica de los actores (Stanilavsky), en cuanto a concentrarse (o activar un ancla) en un estado positivo relajado o de confianza cuando les hacen preguntas que les pueden provocar reacciones desfavorables por tener experiencias delictivas, de corrupción o antiéticas. Por lo que disfrazan y manipulan sus reacciones emocionales. Además, no podemos dejar de mencionar a los que tienen gran entrenamiento mental por dominar técnicas como yoga, visualización mental y meditación, los cuales pueden manipular sus reacciones fisiológicas, aunque no hay muchas de estas personas.
Un caso utilizado para desacreditar la utilización del polígrafo como detector de mentiras fue el de un agente doble Aldrich Ames, quien al parecer superó dos pruebas del detector aplicadas por expertos de la CIA mientras trabajaba para la Unión Soviética entre 1985 y 1991. Otros espías notorios que han pasado la prueba del detector sin mayores dificultades fueron Karl Koecher (en los años 1980), Ana Belén Montes (en el año 2000), o Leandro Aragoncillo (en 2005).
Actualmente, hay varias personas trabajando como agentes policiacos o como funcionarios de gobierno, las cuales burlaron el polígrafo de alguna manera o fueron “ayudados” por algún político, por lo que sus subordinados y compañeros se preguntan con toda razón ¿cómo es posible que una persona así haya pasado favorablemente el polígrafo?
Como el poligrafista no tiene más remedio que formular un juicio a partir de una única entrevista, ésta tendrá que ser lo bastante prolongada como para permitirle observar la conducta habitual del entrevistado. Por ejemplo, el poligrafista intentará hablar un rato de temas que no provoquen ninguna tensión ni ansiedad. Sin embargo, para un sujeto que teme que se sospeche de él, toda la entrevista puede resultar estresante, y el examinador estará en peligro de cometer el riesgo de Brokaw al ejercer su interpretación.
La prueba de la detección psicofisiológica del engaño, conocida como detector de mentiras o polígrafo en la República Mexicana suele utilizarse en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN); Procuraduría General de la República (PGR); Policía Federal; Prevención y Readaptación Social Federal;  Servicio de Administración Tributaria (SAT); algunas Procuradurías de Justicia de los estados; algunas refresqueras internacionales; algunas aseguradoras; varias empresas de seguridad privada; bancos de autoservicio; empresas telefónicas y de comunicaciones, etcétera.

¿Quiénes se han opuesto al uso del polígrafo? Científicos, jueces, psicólogos, psiquiatras, abogados, empleados, comisionados de derechos humanos, políticos, y un largo etcétera, de varios países.

¿Usted, autor del artículo, ha sido sometido a exámenes de control y confianza?
Sí, a principios del año 2000, cuando concursé por un puesto de agente federal de seguridad nacional, en México, Distrito Federal. Aprobé la batería de tests psicológicos (MMPI-2 computarizado, entrevista psicológica a presión, dibujos proyectivos, cuestionarios y test de inteligencia), médicos, toxicológicos, socioeconómicos y el detector de mentiras (polígrafo), por lo que obtuve el puesto.

¿Qué sucede con los resultados del polígrafo?
El poligrafista cumple su labor y entrega los resultados a sus jefes. Éstos son los que toman las decisiones. Se ha sabido de casos en que a determinadas personas le vuelven a aplicar el polígrafo una, dos y hasta tres veces dicha prueba. En otros casos han sido despedidos sujetos de probada honorabilidad y rendimiento, o cuya edad estaba cerca de la jubilación. ¿casualidad o algo más?  

¿Qué se recomienda para tener un buen rendimiento en la prueba del polígrafo?
No discutir con el aplicador, porque el que alega o se enoja pierde.
Llegar relajado o relajarse en el camino, a través de técnicas (ver última sección de este artículo).
Entender que en los “tiempos muertos” cuando dejan solo al examinado, en realidad sigue siendo vigilado pero por cámaras ocultas, para monitorear su lenguaje corporal, su tolerancia a la frustración y para calibrar su capacidad de demora.

¿Qué es mejor que el polígrafo?
Existen técnicas de escaneo cerebral y de identificación del ADN que son más precisas que el polígrafo, sin embargo, para el caso de detección de mentiras se ha intentado fabricar nuevos aparatos basándose en el registro de voz pero su aceptación es menor que la del polígrafo. Por lo que en la actualidad aún no existe un aparato que tenga el prestigio o el acuerdo como para no generar polémica en su uso, y que a final de cuentas, se ha investigado que más que los aparatos la clave está en la preparación y experiencia de los que manejan dichos aparatos, que es cuando se han logrado altos porcentajes de aciertos y pocos errores, y muy pocos de ellos pueden presumir de tener esa preparación necesaria. ¿Quién te aplicó o aplicará el polígrafo tiene esa preparación y experiencia?

Según el Lic. Durán Valle, Director General del Centro de Investigación Forense y Control de Confianza, S. C.,
las etapas de la prueba poligráfica son las siguientes:
PRE-TEST:
-Sensibilización sobre el motivo de evaluación.
-Explicación del procedimiento de la prueba de polígrafo al examinado.
-Autorización por escrito por parte del evaluado.
-Revisión de historial médico.
-Entrevista.
-Profundización en las áreas de riesgo, según las necesidades del cliente
-Elaboración de preguntas a utilizar con el equipo poligráfico, tomando en cuenta la información proporcionada por el personal evaluado y según las necesidades del cliente.
TEST:
-Revisión de preguntas junto con el evaluado, para asegurar la comprensión de las mismas, suelen ser diez.
-Colocación de componentes (sensores) poligráficos.
-Formulación de preguntas con el equipo poligráfico, monitoreando las reacciones psicofisiológicas del evaluado. Las preguntas se le repiten al examinado de manera aleatoria hasta en tres ocasiones y cada vez se formulan desde un ángulo distinto. Las respuestas deben ser “sí” o “no”.
-Análisis cualitativo y cuantitativo de las reacciones psicofisiológicas del evaluado.
-Control de calidad, en donde otro poligrafista realiza un segundo análisis, para ratificar el resultado.
-Determinación de reacciones psicofisiológicas de engaño.
POST-TEST:
-Confrontación con el resultado obtenido.
-Oportunidad para el evaluado de aclarar el resultado obtenido.
-El evaluado llenará la hoja de comentarios, en donde escribirá el trato que recibió por parte del poligrafista.

LOS DICTÁMENES
Hasta donde sé y me han dicho, los resultados los etiquetan como aptos y no aptos.
Los no aptos tienen fallas en alguna o algunas de las áreas ya señaladas:
Área Física: obesidad, estatura menor a la requerida, edad mayor a los 35 años de edad, alguna enfermedad contagiosa o grave (tuberculosis, VIH, lesión ósea o muscular, entre otras), etc.
Área Psicológica: se detectan transtornos graves de personalidad y/o psiquiátricos que implican descontrol de la violencia, psicopatía, conflictiva con figuras de autoridad, etc.
Área toxicológica: Se detecta que el aspirante consumió recientemente o en pasados días alguna sustancia considerada prohibida.
Área poligráfica: Se considera que en el evaluado se detectaron reacciones fisiológicas que hacen suponer que mintió en alguna o algunas preguntas importantes, como por ejemplo cuando se le cuestiona si tiene nexos con la delincuencia organizada.
Algunos poligrafistas interpretan con las siguientes tres categorías:
-Resultado creíble: No se encuentran indicativos de engaño (NDI).
-Indicativo de engaño: es la traducción de la expresión Deception Indicate. Los picos en las gráficas, se interpretan como indicativos de engaño en algunas de las preguntas realizadas.
-Inconcluso o No indicativo de engaño: es la traducción que se hace de la expresión estandarizada entre los poligrafistas de la expresión No Deception, donde a pesar de encontrarse picos en las gráficas, estas no pueden asociarse significativamente como indicativas de engaño.

Hace una década, más o menos, un alto funcionario de un Gobierno estatal me confiaba las 5 categorías de dictamen que se toman como criterio para reportar los resultados concluyentes de los exámenes psicométricos, es decir, del área psicológica, desconozco si actualmente se siguen considerando estas u otras:
-Afín al puesto: Persona a la que no se le encuentra ningún inconveniente u observación negativa.
-Afín al puesto con apoyo: Implica que aunque el servidor público tiene posibilidades de desempeñarse adecuadamente en el puesto, presenta algunos rasgos (los del dictamen) que pueden llegar a constituirse en obstáculos importantes.
-Requiere apoyo psicológico de carácter preventivo: La incipiente aparición de rasgos psicopatológicos que empiezan a generar sufrimiento en la persona, así como a generar dificultades de interacción, por lo que se sugiere el apoyo de un profesional de la Psicología con el fin de evitar o prevenir la conformación de patrones de deterioro funcional.
-Conviene evaluación psicológica más profunda:
-Prueba invalidada: Por diversas razones de fuerza mayor, o por los criterios de los exámenes aplicados, se puede dar el caso de que alguno o algunos de estos ocasione que se invalide.
Y una de estas cinco categorías elegida estaba acompañada del reporte de 3 dimensiones de la evaluación, consideradas como factores psicológicos críticos:
-Integración de la personalidad: Aquí se señalan la estructura (yo-ello-super yo) y los rasgos de personalidad adecuados e inadecuados, interpretación que hace de su realidad, etc.
-Habilidad social: Se señalan aspectos de relaciones interpersonales, autoconfianza, manipulación, relación con figuras de autoridad, manejo y expresión de emociones, impulsividad, rol social, etc.
-Actitud y responsabilidad laboral: Desempeño, conciencia de conductas, tolerancia a frustraciones, energía en desempeño, intereses, aspiraciones, iniciativa, ambientes preferidos, ambiciones, constancia en sus tareas, etc.
En la construcción del dictamen, la relevancia y peso de los 3 factores psicológicos no es el mismo. El que un servidor público sea capaz de manejar de manera adecuada su agresión y estrés en situaciones de presión, depende, en gran medida, de un adecuado nivel de integración de su personalidad, lo que hace al factor de integración de la personalidad, el de mayor peso y relevancia en el dictamen. Así mismo, debe entenderse que en la actitud laboral del servidor público, confluyen los otros dos factores señalados.
Por último, cabe señalar que se reporta el diagnóstico y pronóstico con base principal en la prueba de personalidad MMPI-2, con sus principales áreas de conflicto, si las hay, y los rasgos y actitudes que pueden facilitar u obstaculizar un adecuado desempeño laboral.

CRÍTICAS Y PROPUESTAS PARA LOS EXÁMENES DE CONTROL Y CONFIANZA
-Hace falta una labor de investigación más seria sobre cada examinado, entrevistando a varias personas vecinas a su casa y otras cercanas en su lugar de trabajo, incluyendo compañeros y jefes, además que se solicite un resumen del expediente laboral del examinado. No es suficiente la versión de un jefe o lo que diga el currículum del examinado. Sé del caso de un aspirante que le realizaron todos los exámenes de control y confianza, para que al final le informaran que no era apta por no tener la estatura mínima requerida (tiene 1.47 metros) ni la edad requerida (tiene 37 años de edad, o sea, fallaron estrepitosamente los filtros y se pudo haber evitado perder tiempo y gasto de las demás pruebas).
-Varios entrevistados reportan que algunos entrevistadores los han insultado y gritados con “mentadas de madre”, “pendejismos”, “cabronerías”, etcétera, lo cual atenta contra los derechos humanos de ellos, ya que están mostrando impotencia e ignorancia al no poder indagar información a través de otros métodos. Aquí es donde se hace necesaria mayor capacitación en la técnica de la entrevista y en el manejo del lenguaje corporal, para no recurrir a animaladas estilo interrogatorio judicial (como pasa en otros países, en México nunca ha pasado).

-También, durante la entrevista psicológica (con o sin polígrafo) se han detectado estrategias repetitivas que ya son conocidas por muchos examinados. La realización de una evaluación psicológica requiere de experticia, lo que implica experiencia en la valoración de personas en procesos judiciales y preparación especializada; es decir, posgrado en el área, preferentemente.

-Que los dictámenes sobre cada examinado sean sometidos a la aprobación de un Consejo Técnico Interdisciplinario, donde participe por lo menos el entrevistador, el aplicador del polígrafo, el revisor de la documentación y/o investigador de antecedentes, y el jefe inmediato de estos.
-Seguimiento de los resultados de la prueba: Es necesario dar seguimiento psicológico a aquel personal que pasa las pruebas pero muestra alguna observación que condicione la aprobación.
-Victimización policial: Hace falta el análisis de los casos extremos de conducta policial. es decir el análisis de aquellos casos en los cuales aun en presencia de exámenes de control de confianza a nivel individual existieron desviaciones importantes de conducta policial (Ataque a los agentes de la DEA, balacera entre agentes en el AICM, etc.).
-Se sabe de multitud de casos a nivel estatal y nacional en los cuales a los trabajadores despedidos no se les ha pagado su correspondiente finiquito, les dan una cantidad mucho más baja de lo que les corresponde o ni siquiera se les da la quincena trabajada antes de su cese, desventajosa situación que los pone contra la espada y la pared.
-Se sabe que, a nivel nacional, ha existido favoritismos, inequidad, influencias políticas que rompen la ética de los evaluadores o del resultado final. Por ejemplo, una de las primeras preguntas que te hacen los evaluadores es ¿quién te manda?, dinos su nombre completo, teléfono, puesto y dependencia para la cual trabaja el que te recomienda. Y con esas ayudas se conocen evaluados que a pesar de haber reprobado los exámenes resulta que andan laborando, ¿por qué? Porque los recomendó algún influyente. Algunos reprueban los exámenes e inmediatamente se les despide, sin embargo, a otros se les ha dado una segunda y hasta tercera oportunidad, ¿por qué la diferencia? Porque los resultados de los exámenes se prestan a decisiones favoritistas o políticas que hacen las autoridades que reciben esos resultados. Falta autonomía y apego a la ética del Centro de Evaluación y Confianza, y legislar para evitar que los políticos o autoridades se rían de esos exámenes porque hasta ahora saben que con una carta, llamada telefónica o palancas pueden alterar y viciar los famosos exámenes, si a veces no los resultados pues sí lo que pueda suceder con los examinados. Hay mucho descontento en este sentido porque se conocen nombres completos de los que han sido beneficiados y los que han sido perjudicados.
-Los trabajadores despedidos por reprobar estos exámenes salen estigmatizados en la mayoría de las veces, no son contratados ya ni siquiera en las empresas privadas por el antecedente de donde estuvieron trabajando, cada vez los van acorralando de un modo a otro a que se sumen a quien les abra las puertas de par en par, que es el crimen organizado.
-Se ha sabido de varios suicidios y también de intentos de quitarse la vida después de haber sido despedidos o no aprobados por tener un dictamen desfavorable en los exámenes de control y confianza. Por lo que es importante y necesario formalizar la canalización de los individuos despedidos a sesiones de psicología y/o psicoterapia con Instituciones y/o consultorios con los que se establezcan convenios.
-En el detector de mentiras (polígrafo) los aplicadores están conscientes de que los examinados pueden caer en una de las 4 siguientes categorías: positivos válidos (personas culpables identificadas como tales), negativos válidos (personas inocentes identificadas como tales), falsos positivos (personas inocentes identificadas como culpables), y falsos negativos (personas culpables identificadas como inocentes). Y es en estas dos últimas categorías donde varias personas evaluadas incorrectamente han perdido su trabajo o han sido rechazadas de una oportunidad laboral. Yo no recuerdo que algún Centro de Evaluación de la República Mexicana haya presentado estadísticas sobre porcentajes de estas 4 categorías respecto a los miles de personas que han evaluado. ¿Por qué será? Para mayor información sobre estos riesgos de errores (de Otelo y de Brokaw) consultar mi artículo “Detección de mentiras en el paciente”.
-Blinkhorn (1988) afirma que “el empleo del polígrafo como detector de mentiras está muy lejos de satisfacer los estándares aceptables para las pruebas psicológicas. En esencia no tiene estandarización; es inconsistente a nivel interno; la recalificación de las gráficas es poco confiable; no se dispone de ningún tipo de información de confiabilidad para los examinandos; produce un número desproporcionado de positivos falsos…”.
-El 12 de mayo de 2013, el diario ‘Reforma’, de México, publica que en este país el 80% de los policías municipales y estatales que reprobaron los exámenes de control y confianza continúan en activo, porque no hay presupuesto para indemnizarlos. Los estados que más problemas enfrentan esto son Michoacán, Sinaloa, Colima y Guanajuato.
-Viridiana Barriga, del Centro CLEAR para América Latina, nos señala algunas notas relevantes de la conferencia que impartió: “Sistema de Desarrollo Policial: Pruebas de Control de Confianza”, desde la perspectiva de los policías: Existe un desconocimiento general acerca de la función de las pruebas (para qué sirven) lo que hace que las pruebas tengan poca credibilidad para ellos. Los mandan a control de confianza cuando llevan de guardia más de 24 horas. Generalmente los Centros de Control de Confianza no cuentan con personal suficiente (por ejemplo, para hacer las pruebas de polígrafo). Algunos Centros cuentan con las instalaciones adecuadas pero no hacen exámenes por la duración tan extensa de los mismos (caso de Chihuahua). Y no existe diferenciación de pruebas de acuerdo con la función que tiene el policía o la sensibilidad de su cargo

-El Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Colima, Roberto Chapula de la Mora, aseguró a Diario de Colima el 23 de julio de 2012 que el examen de polígrafo que se aplica a los elementos de corporaciones de seguridad del estado carece de confiabilidad, y se contraponen a la Convención Americana de los Derechos Humanos, ya que realizan acciones represivas e invasivas de la vida íntima de las personas, y un abuso de poder de las autoridades que autorizan dichos exámenes, además de que suele dársele un uso político porque despiden a los que no son del agrado de sus jefes. Añadió que en el año 2002 la Academia de Ciencias de Estados Unidos de América concluyó que no se debe confiar en la prueba del polígrafo porque sus resultados son demasiado inexactos, ya que numerosos factores físicos y mentales hacen la prueba susceptible de muchos errores.
-Muchos elementos están acudiendo a las comisiones de Derechos Humanos, porque no se les está dando los mismos derechos, sino que les cataloga como presuntos responsables al etiquetarlos en los reportes como “probable responsabilidad de coadyuvar con la delincuencia organizada”. Porque de existir certeza de esto, tendría que levantarse alguna denuncia penal en contra de los elementos despedidos, algo que no se ha dado hasta el momento. De aquí se desprende la necesidad de que los Centros de Evaluación que aplican los exámenes de control y confianza se asesoren con autoridades de Comisiones de Derechos Humanos para cuidar este aspecto al máximo.
-Integrantes de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara Federal de Diputados, aprobaron en abril de 2013 reformas a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública y Policía Federal, en materia de exámenes de control de confianza, con el propósito de establecer que las normas técnicas y estándares mínimos en materia de evaluación y control de confianza de los servidores públicos en esta materia, garanticen la objetividad de los procesos de evaluación. Así lo dio a conocer el Legislador Federal hidalguense Francisco González Vargas, integrante de dicha Comisión, quien señaló que dichos procesos de evaluación deberán llevar un estricto respeto de los derechos humanos y dignidad de la persona evaluada de las Instituciones de Seguridad Pública, pues según, dijo, el análisis de los legisladores con el actual procedimiento es que se denigra la integridad de los elementos de seguridad, pues son sometidos incluso a interrogatorios y procesos “similares a una tortura”. Aseguró que “Quienes aplican el polígrafo en México son, en algunos casos profesionales de la salud, pero la mayoría solo son técnicos sin grado universitario, intentan determinar en un ambiente intimidatorio, qué tan diferentes resultan sus reacciones cuando aplican preguntas neutrales y preguntas comprometedoras”.
-Diversos comandantes y jefes de policía municipales de algunos estados han hecho declaraciones a la prensa quejándose de que policías honestos han sido despedidos y que algunos elementos realmente vinculados con la delincuencia organizada siguen trabajando a pesar de que tiene expedientes con señalamientos de corrupción o que después son aprehendidos infraganti en actos delictivos.
-La senadora Pilar Ortega, del PAN, propuso en este año al pleno del Senado la creación de la Comisión Especial de Seguimiento al Proceso de Certificación de los Integrantes de las Instituciones de Seguridad Pública por parte de los Centros de Evaluación y Control de Confianza.
-Jesús Casillas, senador priísta, relató en febrero de 2013 que durante una reunión con el Secretario de Gobernación Osorio Chong, “le propuse presentar una iniciativa para poder reformar la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con el propósito de dar certeza . Precisó que la propuesta se origina porque se ha mostrado que algunas de las evaluaciones “pueden arrojar resultados que de inmediato se pueda proceder como se establece la ley, cuál puede ser, pues la del entorno, la de la situación patrimonial de los elementos, que no corresponde al ingreso y es fácilmente detectable si es confiable o no el elemento de seguridad. Hay otras como las pruebas físicas como cuestiones de edad, sobrepeso, puedan no ser aprobadas y pueda buscarse una segunda oportunidad. Otras que tiene que ver, que también por sí sola resolverían de inmediato la baja, serían aquellos que no aprueben los exámenes toxicológicos, aquellos que sean adictos o dependientes a alguna droga podría determinarse el resultado que establece la ley. Donde hay dudas es en la prueba del polígrafo, porque cuando no están bien aplicadas o cuando existe confusión, previamente llegan nerviosos los elementos, que pueden caer en contradicciones, sin que necesariamente puedan tener algún tipo de antecedente o vinculación con el crimen organizado. También al esfuerzo que se hace para contar con el punto de vista de expertos y mandos de algunos cuerpos policiacos de otros países para conocer las experiencias, hacer una reforma de ley y mejorar aspectos en la aplicación del polígrafo.”
-El experto Benjamín Domínguez Trejo dice que el polígrafo requiere un sospechoso que sea cooperativo, que sienta vergüenza o ansiedad cuando miente y que no haya sido capacitado en varios procedimientos para controlar el estrés. Y que lo cierto es que existen muchas modalidades de mentiras y muchos tipos de mentirosos y, por tanto, no existe un perfil único del simulador.
-Es necesario estrechar mecanismos de trabajo entre las instituciones de Seguridad Pública, los Centros de Evaluación y las contralorías internas o áreas equivalentes, sin perder de vista que este compromiso es una responsabilidad de todos los miembros del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
-Aún están laborando miles de policías que reprobaron los exámenes de control y confianza y que no han podido ser despedidos por falta de presupuesto y en ocasiones por falta de voluntad política.
-Que se analice la posibilidad de que se grabe la sesión del polígrafo que recibe cada examinado. Esto con el objetivo de que el psicólogo aplicador de las pruebas psicométricas y algún miembro más que colaborará en el dictamen tengan más elementos para tomar decisiones ante casos de dudas o confusiones.
-Se han detectado algunos documentos falsificados al recoger los que se solicitan como requisito. Aquí la sugerencia es que haya un filtro más estricto en este sentido, e incluso se haga lo que la mayoría de las empresas e instituciones no hacen, es decir, que se realicen llamadas telefónicas o se acuda a la dependencia o Institución donde el aspirante a ser examinado asegura haber laborado o haber cursado estudios.  
-Hasta el momento, después de muchos años de aplicar exámenes de control y confianza no se ha sabido que haya habido la humildad o el interés de investigación formal a nivel estatal o federal para indagar en los examinados sus quejas, motivos, condiciones, propuestas y críticas hacia este tipo de exámenes y sobre los aplicadores. Si se hiciera esto en entrevistas orales o a través de cuestionarios, encuestas y videos se obtendría información valiosa para mejorar la calidad, confiabilidad y seriedad en la aplicación de los exámenes de control y confianza.
-Que exista una reunión previa con los aspirantes a ser examinados, donde se les informe brevemente algunas consideraciones básicas que coadyuvarán para que estos tengan un rendimiento más satisfactorio de acuerdo a sus capacidades y esto contribuya a que exista un dictamen más confiable. ¿Cómo qué? Técnicas de relajación, tips de preparación física y mental, como se señala en el siguiente apartado.
-¿qué ocurriría si los notarios, jueces, fiscales, concejales, alcaldes, diputados y ministros tuvieran que pasar por  alguno de los polígrafos contestando preguntas directas sobre sus patrimonios, historias personales, profesionales y políticas, sus decisiones, o sus promesas?

SUGERENCIAS PARA TOMAR EN CUENTA ANTES Y DURANTE LOS EXÁMENES DE CONTROL Y CONFIANZA
-Dormir la noche anterior el número de horas acostumbradas, es decir, no desvelarse ni enfiestarse o parrandear un día antes. De dormir poco o nada por cuestiones laborales, entonces tomar una siesta durante el traslado al lugar donde se realizarán los exámenes (obvio, siempre y cuando se vaya en calidad de pasajero o copiloto). El no tener nada de descanso atenta contra los derechos humanos y es una circunstancia que hay que denunciarla para que no siga ocurriendo, como ya ha ocurrido con muchas personas. ¿Qué hacer? Por ejemplo, algunos examinadores proporcionan una hoja donde el candidato puede escribir que está haciendo dichos exámenes en condiciones poco favorables por las irregularidades señaladas, y si hubiera otras pues también redactarlas, sin llegar a la violencia verbal.
-La alimentación es un aspecto tan relevante y que es muy poco tenido en cuenta por los aspirantes. Hay que poner atención a la cena de un día antes y al desayuno del día de los exámenes. Se sugiere consumir alimentos naturales, preferentemente: jugos, frutas (plátano, manzana, naranja, zanahoria, etc.), licuados, barritas de pan integral, pocas tortillas, yogurt, cereal con leche, leguminosas (frijol, garbanzo, arroz), granola, verduras, agua fresca de fruta, agua natural, agua mineral embotellada, pescado, pollo. Y evitar alimentos pesados de digerir, por ejemplo: carnes rojas, exceso de leche, comida condimentada y/o grasosa, cerveza, salsas, chiles, golosinas, quesos, embutidos (salchicha, chorizo, jamones, etc.), entre otros.
-Se necesita consumir uno o más activadores del cerebro y de nuestra energía para el esfuerzo mental que se hará en la realización de los diversos exámenes. Se recomiendan: un dulce (caramelo), chocolate sólido o líquido, café (máximo 2 ó 3 tazas), chocomilk, té, refresco de cola (600 ml o menos), cápsula de vitaminas, cápsula de omega 3, etc.      
-Mentalizarse: Utilizar recursos psicológicos que se hayan entrenado previamente, como anclas PNL (señales) que nos activan un estado mental positivo y pertinente para afrontar los exámenes que se avecinan. Hay quienes se mentalizan a través de frases, fotografías, toques energéticos de ‘acupuntura’ emocional (EFT), cierta ropa, libros sagrados o de superación personal, etcétera.
-Relajarse: Es uno de los aspectos básicos, porque si no se está relajado no se tendrá un rendimiento satisfactorio en los exámenes (así sean escolares, laborales, deportivos o de cualquier índole), por lo que se sugiere aprender y practicar uno o más métodos de relajación, hay algunos basados en el ritmo respiratorio (inhalar durante 4 segundos, retener 8 segundos el aire, y exhalarlo durante 8 segundos, se descansa unos segundos y reinicia el ciclo), relajación muscular (tensar-aflojar cada músculo del cuerpo, durante 10 segundos, aproximadamente, principalmente cara, brazos, manos, espalda, hombros, abdomen, zona genital, piernas, rodillas y pies). También, está la relajación mental, usando la imaginación centrarse en recordar un lugar relajante o de descanso, recordando los detalles con los 5 sentidos. La música instrumental también puede tranquilizarnos: piano, clásica, guitarras, nueva era, cantos gregorianos, arpas, y música especialmente hecha para relajación, con sonidos ambientales, de bosque, de animales, etc.
-Aspecto espiritual: Con la religión o creencia que cada quien tenga, hacer oraciones, persignarse, protegerse, encomendarse, solicitar ayuda, etcétera.
-Resolver asuntos cotidianos: Personales (necesidades fisiológicas y de salud, recados, vestimenta, teléfono celular, darse cuenta de las emociones sentidas al momento); laborales (permisos, pendientes, horarios, etc.); y asuntos familiares (hijos, casa, pareja, etc.)
Finalmente, antes de los exámenes evitar: ir drogados o alcoholizados, con cigarrillos, traer pastillas sospechosas, ‘acordeones’ y trampas, no haber consumido algún alimento, con accesorios o vestimenta que nos hagan sentir incómodos y distraídos (cinturón apretado, reloj, teléfono celular, etc.)

CONCLUSIÓN
Desde hace décadas se vienen aplicando exámenes de control y confianza en varios países, incluyendo a México, que desde el 2010 se vienen aplicando como parte de una decisión política de que la Secretaría de Seguridad Pública Federal  y las secretarías estatales depuren los cuerpos policiacos y contraten a personal calificado. Antes de noviembre de 2013 se vence el plazo estipulado para dicha limpieza y parece que habrá estados de la República mexicana que no cumplirán la totalidad de evaluaciones a su personal. Este artículo tiene el objetivo de ser una voz de muchos agentes policiacos, custodios y psicólogos que hemos detectado errores en la aplicación de dichos exámenes, por lo que esperamos se tomen en cuenta algunas de estas observaciones, ya que hasta el momento las autoridades no parecen haber escuchado a los evaluados.
Dice Javier Peláez que, “Lo peor de confiar en los detectores de mentiras no es la facilidad con la que multitud de espías enemigos han pasado sus pruebas, sino la cantidad de personas inocentes que han resultado terriblemente juzgadas, despedidas o inculpadas de algo que no hicieron”. Añade que en el año 2003 la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos advirtió que por cada mentira descubierta utilizando el sistema del polígrafo existen cientos de errores que caen sobre personas que estaban diciendo la verdad.

*Por último, aquí observa varios VIDEOS sobre la prueba del detector de mentiras:

FUENTES:
- Aiken, F. (1992). Evaluación y Test Psicológicos. McGraw-Hill, México.
-Durán Valle Jaime Raúl, Director General del Centro de Investigación Forense y Control de Confianza, S. C.
-Domínguez Trejo Benjamín y García López Eric (2010). “Fundamentos de Psicología Jurídica y Forense”. Ed. Oxford University Press
-Martínez Bernal Juan Carlos. “Detección de mentiras en el paciente”. Artículo recopilatorio y divulgatorio, consultar aquí: http://es.scribd.com/doc/96035021/Deteccion-de-Mentiras-en-el-paciente
-Tapias-Saldaña Ángeles. “Introducción judicial del polígrafo a través de la pericia psicológica forense a presuntos agresores sexuales”. En Revista Criminológica, Vol. 54, Núm. 1, junio 2012
-Página web de la Secretaría de Seguridad Pública Federal: www.ssp.gob.mx
-Entrevistas y testimonios de varios agentes policiacos y elementos de seguridad y custodia, cuyos nombres se omiten por razones obvias, algunos de los cuales han sido publicados en diversos periódicos y sitios de Internet que se señalan en las fuentes.
- Diario ‘Milenio hidalgo’ (27 Abril 2013). Pachuca de Soto:
-Polígrafos:
-Polytest:
-Wikipedia:
 -Leticia Robles de la Rosa (08/02/2013). “La Segob ajustará filtros de confianza; será revisado el uso del polígrafo”.
- Dennis A. García (10-feb-2013). “Reprueban 33 mil policías el examen de confianza”.
-Diario de Guadalajara (03-JUNIO-2013). “Las corporaciones se desmantelan, no existe certidumbre en los exámenes de control de confianza”:
-Viridiana Barriga Centro CLEAR para América Latina (07-enero-2013):
-Revista Proceso :“Falla limpia: siguen en las calles miles de policías ‘no confiables’” (México, 12 de mayo de 2013):
-¿Son fiables los detectores de mentiras? (03-may-2010):
-El detector de mentiras, cómo funciona, en qué consiste:
- Javier Peláez. “El fraude de los detectores de mentiras”, en Ciencia curiosa – mar, 6 nov 2012:
-Schwarz, Mauricio José. “El misterio de las mentiras”:
-Raúl Oliván, poligrafista, ex policía de la extinta Dirección Federal de Seguridad, desde 1997 dirige Poligrafistas de México. Entrevistado por Cynthia Ramírez el 24-marzo-2010

  

4 comentarios:

Anónimo dijo...

si ubiera personas como el autor de este articulo estoy completamente seguro que los cuerpos policiacos en general y la sociedad tendriamos una induccion y conocimiento sobre el proceder de tales examenes, es importante señalar y enfatisar que los estados no solo depuraran los cuerpos policiacos tambien eliminaran las posibles jubilaciones o penciones esto lo considero un disfras maquillado. en donde estan los diputados o senadores defensores de arbitrariedades? me despido FELICITANDO AL AUTOR DE ESTE ARTICULO GRACIAS,

Anónimo dijo...


felicidades por tan Buena informacion!! coincido contigo por en varios puntos ya que pase por una evaluacion para un puesto y definitivo aun falta mucho por hacer para mejorar la calidad de la evaluacion,confiabilidad y el respeto al tratar a los evaluados y no solo a aspirantes de policia si aun a los propios colegas que conocemos mas respecto a estos procedimientos

Anónimo dijo...

Es el Articulo, mas excelente, mas completo, que he hallado sobre este tema. Realmente, le felicito, pues es por demas decir, que es muy profesional en sus palabras. Siga asi, adelante, no dudo que sea una persona muy exitosa!

Anónimo dijo...

Muy buen artículo,me gusto por la forma en que esta escrito,fácil y entendible,sin tantos tecnisismos,gracias por el aporte.